Operación Bikini: semana 4 post image

Operación Bikini: semana 4

Métodos para que las mujeres esculpan un cuerpo marcado: 7 consejos para deshacerse del sobrepeso. Todo sobre cómo eliminar la grasa acumulada y lograr un cuerpo tonificado.

1: No intente adelgazar pasando hambre

A pesar de que las dietas bajas en carbohidratos ayudan mucho a las mujeres a bajar de peso (si consumen de 50 a 70 gr al día), la sumatoria de la demanda diaria de calorías no debe disminuir abruptamente. Las dietas muy restringentes alteran el metabolismo, provocando que el cuerpo tienda a ganar peso.

Por ningún motivo intente consumir menos de 1500 Kcal al día; de igual forma, no siga las monodietas, éstas no son recomendadas, a pesar de que las revistas para mujeres escriben a menudo sobre ellas. Trate de aprender a determinar el momento en que usted se siente satisfecha al comer y no necesita de más comida.

2: Olvídese de los productos libres de grasas

El mayor enemigo de un cuerpo esbelto no son los productos grasosos, sino los ricos en azucares (en todas sus presentaciones, incluidos los zumos y jugos). Empezar una dieta baja en calorías basada en el consumo de productos libres de grasa, pero ricos en carbohidratos, es lo peor que usted puede hacer.

Es importante recordar que, mientras el organismo masculino necesita carbohidratos para esculpir músculos, el organismo femenino trabaja a partir de los ácidos grasos libres. Las dietas de las mujeres deben consistir en consumir pocos carbohidratos, grasas en moderación y mucha proteína.

3: Camine, no corra

Como FitSeven ya ha mencionado, la única estrategia efectiva para que las mujeres quemen grasas consiste en: primero, realizar entrenamientos de fuerza para que los músculos maximicen el consumo de azúcar; segundo, hacer ejercicios cardiovasculares en moderación para mejorar el metabolismo de los carbohidratos.

En la mayoría de los casos, un paseo a paso rápido de 40 minutos será más efectivo para quemar grasa que correr a 10km/h durante 20 minutos, e incluso más efectivo que hacer aeróbicos durante 30 minutos. En sí, el organismo femenino prefiere “ir despidiéndose” de la grasa a paso lento, poco a poco.

4: Haga deporte durante la primera semana del ciclo

Los niveles de hormonas se diferencian sustancialmente a lo largo de las semanas del ciclo menstrual. Durante la primera semana (la semana de menstruación, cuando los niveles de estrógeno son mínimos), el metabolismo de las mujeres es muy similar al masculino, lo cual facilita que el cuerpo queme grasa.

Si su condición y estado de salud se lo permiten, aproveche la primera semana de su ciclo para realizar entrenamientos de alta intensidad: corra con intervalos de velocidad o haga entrenos en circuitos (cíclicos). Enséñele a su organismo a obtener energía de los carbohidratos (más que de los ácidos grasos libres).

5: Trabaje los músculos del tronco

Lo más común es que la masa de la parte inferior (caderas, piernas) del cuerpo de las mujeres, supere en volumen la masa de la parte superior (brazos, torso, etc). Al caminar, trabajan principalmente las piernas y los glúteos, mientras que los hombros, brazos y espalda no experimentan ninguna carga.

Aún si usted no quiere tener brazos musculosos ni espalda ancha, debe “recordarle” a su organismo que también hay músculos en la parte superior de su cuerpo que exigen y consumen energía. La mejor estrategia para entrenar estos músculos es realizando ejercicios de 5-7 repeticiones con mucho peso.

6: Mejore las proporciones de su cuerpo

Por medio del trabajo de los músculos de la parte superior del cuerpo, también puede lograrse el mejoramiento de las proporciones del mismo. Unas caderas anchas lucirán visualmente “menos grandes” si aumenta el ancho de la espalda y se trabaja un poco la musculatura de los brazos.

Uno de los componentes más importantes de una figura atlética y proporcionada es la postura. Estar sentado constantemente o caminar en zapatos altos provoca que el tórax se degrade, los hombros “se caigan” y se deforme la espalda de las mujeres, que de por sí ya es pequeña.

7: Luche contra el estrés

A pesar de que ni el pilates ni el yoga son actividades en las que se gastan grandes cantidades de energía, éstas siguen siendo importantes para esculpir un cuerpo tonificado. Primero, estas actividades ayudan a mejorar la postura; segundo, normalizan los niveles de la hormona del estrés cortisol.

Las mujeres deben estar atentas a sus niveles de cortisol, ya que estos pueden producir mal estado de ánimo, falta de motivación, lentitud e indiferencia; lo cual a su vez, puede inducir al consumo de productos con altos contenidos de azúcar en un intento por acabar con la depresión y la ansiedad.

***

Desde la próxima semana, “Operación bikini” contará con un programa de entrenamientos y rutinas que podrán seguir nuestras lectoras, así como de consejos de alimentación dependiendo de la semana de su ciclo menstrual; estos materiales se fundamentarán en las teorías descritas en los primeros artículos de esta serie.

Fecha de la primera publicación:

  • 9 de julio de 2014

Añadir nuevo comentario: