Perder 21 kg post image

Perder 21 kg

Historia real de adelgazamiento. Consejos sobre las mejores rutinas de ejercicios para quemar grasa y dietas sencillas para deshacerse del sobrepeso y esculpir un abdomen marcado.

  • Nombre: Yoran
  • Edad: 23 años
  • Estatura: 191 cm
  • Peso antes: 105 kg
  • Peso después: 84 kg

Motivación para bajar de peso

Yo comprendí que algo extraño pasaba con mi cuerpo el verano de 2009. Al ver la cifra 105 Kg en la báscula yo me concienticé que debía adelgazar. Un amigo me recomendó un buen gimnasio y comencé a ejercitarme con entrenador. Mi primera rutina se componía de ejercicios básicos, con los que ejercitaba todos los grupos musculares.

En otoño del mismo año los resultados ya eran notorios y sin mayor dificultad logré perder 7 kg. A pesar de esto, yo consideraba que éste era apenas el comienzo, yo no quería ser gordo y sentía un poco de vergüenza por mi cuerpo. Mi verdadero deseo era adelgazar, tener un cuerpo atlético y marcado.

Restringir el consumo de alimentos dañinos

Llegó un momento en que entendí que los entrenamientos para quemar grasa no eran suficiente, fue entonces que decidí analizar mis hábitos alimenticios. En un principio dejé de comer chocolate y comida rápida. Para ser sincero, no fue nada fácil, constantemente sentía que me hacía falta el dulce.

El primer gran cambio fue mi desayuno: sólo consumía frutas, yogurt libre de grasas y cereales enteros e integrales. Como resultado logré deshacerme de 12 kg más. A pesar de que para ese momento ya había perdido casi 20 kg, yo estaba lejos de tener “abdominales de acero”, pues está zona se encontraba rodeada de grasa problemática.

Entrenamiento para quemar grasa

Para lograr quemar grasa y adelgazar, yo calentaba antes de entrenar: corría de 20 a 30 minutos sobre la cinta trotadora o hacía otros ejercicios de cardio antes de ejercitarme. Sin embargo, mi entrenador me recomendó cambiar de estrategia: después de entrenar comencé a hacer entrenamientos con intervalos de alta intensidad HIIT.

El HIIT es un entrenamiento que supone la ejecución de ejercicios de cardio a diferentes velocidades: comienzas corriendo lo más rápido que puedas, después recuperas el aliento durante unos minutos para posteriormente trotar y luego volver a correr a máxima velocidad. El objetivo es no dejar que el cuerpo se acostumbre a cierto ritmo.

¿Por qué esto sirve para adelgazar?

Los entrenamientos de fuerza provocan que los depósitos de glucógeno escaseen (carbohidratos acumulados en los músculos y que son la principal fuente de energía). El entrenamiento con intervalos de alta intensidad hace que el organismo utilice la energía proveniente de los depósitos de grasa. Esto es difícil y duro, pero funciona.

Posteriormente comprendí que mis rutinas también debían ser modificadas. No volví a trabajar todos los músculos del cuerpo con ejercicios básicos en un único entreno. Empecé a entrenar 4 veces por semana y cada día lo dedico a dos músculos (rutina Split). Así ejercito 2 grupos musculares vinculados un mismo día (pecho-tríceps, espalda-hombros).

La mejor dieta para adelgazar

Estoy completamente de acuerdo con la frase “las abdominales no se esculpen en el gimnasio, sino en la cocina”. Los verdaderos resultados se hicieron visibles cuando comencé, no sólo a contar calorías, sino a pensar en todos mis hábitos alimenticios. Fue esta filosofía la que me permitió conocer la paleodieta, la cual me llevó a pesar 84 kg.

Esta dieta consiste en eliminar el consumo de dulce, embutidos y demás alimentos “industriales y modernos”. Se recomienda comer todo lo que estuvo a disposición del consumo humano hace miles de años y restringir por completo los alimentos y productos que se comenzaron a fabricar hace pocas décadas.

¿En qué consiste la paleodieta?

La paleodieta consiente el consumo de pescados, carnes, prácticamente cualquier vegetal, verdura, fruta y nueces. Los cereales que se pueden ingerir son limitados, debido a que el trigo rico en gluten y otros cereales modernos no son similares a aquellos que se producían décadas atrás. Se permite el consumo moderado de arroz, alforfón y patata.

El alimento principal de la paleodieta es la carne. Es importante comprar carne de alta calidad de granjas, en las cuales los animales pueden pasear y alimentarse de pasto. La producción en masa de carne puede suponer que los animales estén en jaulas y sean alimentados sólo con maíz y suplementos de proteína (huesos molidos de otros animales).

El secreto de unos músculos marcados

Además de todo lo mencionado, me esfuerzo por restringir el consumo de sal, ya que ésta produce la acumulación de fluidos en el organismo, lo cual a su vez evita que los músculos se vean marcados. Estos pequeños detalles son muy importantes para el abdomen, ya que cualquier error en la alimentación se reflejará precisamente en él.

A pesar de que durante el último año mi peso se ha mantenido constante, yo noto cómo ha cambiado su composición, pues mientras la grasa ha desaparecido, los músculos se han fortalecido. Recientemente he logrado disminuir el porcentaje de grasa en mi organismo hasta un 6% manteniendo mi peso de 84 kg.

***

Adelgazar no sólo consiste en hacer ejercicio, sino también en cambiar los hábitos alimenticios y el estilo de vida. Me gusta mi nuevo y atlético cuerpo, no comprendo cómo permití que mi estado físico se deteriorara hasta tal punto, que se me dificultaba incluso subir las escaleras.

Bibliografía:

  • Minus 21 Kilo: Erst Ein Moppel, Dann Ein Model, source

Añadir nuevo comentario: