Entrenar en la mañana post image

Entrenar en la mañana

El porqué se considera que hacer deporte por la mañana es dañino. Cómo elegir la hora para hacer los entrenamientos de fuerza y cómo se debe entrenar en las tardes.

¿Es verdad que hacer deporte en la mañana es malo?

La teoría acerca de que los entrenamientos en las mañanas son perjudiciales se fundamenta en el hecho de que los niveles de azúcar y glucógeno a esas horas son mínimos y el organismo no cuenta con la energía suficiente. Esto no es una desventaja si se quiere quemar grasa, sino una ventaja.

Para hablar de una hora óptima para hacer deporte, es importante entender que los entrenamientos de fuerza y los entrenamientos cardiovasculares son cosas diferentes: no se puede quemar grasa y aumentar los músculos al mismo tiempo, por lo que no debe combinar estos 2 tipos de entrenamiento.

La energía de los entrenamientos de fuerza

El organismo no puede recibir energía rápidamente de los depósitos de grasa: no importan cuantas repeticiones Usted haga, Usted nunca podrá acabar con la grasa con entrenamientos de fuerza. Es un mito la creencia acerca de que un gran número de repeticiones de un ejercicio “seca” los músculos.

Por ejemplo, Usted está ejecutando peso muerto: unos minutos antes su organismo no presentía la carga que experimentaría; sin embargo, en este momento su cuerpo necesita de energía para hacer repeticiones. La única fuente de energía son los depósitos de glucógeno de los músculos que trabajan.

Los carbohidratos para los entrenamientos de fuerza

Así como ha sido mencionado, el organismo necesita glucógeno para ejecutar entrenamientos de fuerza, y éste es el resultado de la asimilación de los carbohidratos acumulados en los músculos. Para un entrenamiento completo, su organismo necesita de 100 a 150 gramos de carbohidratos(1).

Si Usted va a entrenar sin reservas de glucógeno, los niveles de azúcar en la sangre disminuirán rápidamente, lo cual puede producir mareos, o incluso, desmayos. Es obvio que perder el conocimiento mientras se levantan pesos considerables, puede ser muy peligroso.

La alimentación para que los músculos crezcan

Para elegir la hora de entrenar, recuerde que es importante comer 60 ó 90 minutos antes del entreno, así como una hora después de haberse ejercitado.  En ambos casos se recomienda comida rica en carbohidratos: para obtener energía antes de entrenar y para cerrar la ventana metabólica después.

El crecimiento de los músculos está muy relacionado con el incremento del consumo de nutrientes, los cuales son utilizados por el organismo para realizar trabajo “explosivo” y repeticiones difíciles. Si Usted no consume 100-150 gr de carbohidratos para cada entrenamiento, Usted no promoverá el crecimiento.

Entrenar en la mañana y desayunar

Si Usted entrena en la mañana, debe desayunar bien una hora antes de empezar a ejercitarse, y desayunar nuevamente inmediatamente después de haber entrenado. Si Usted prefiere entrenar en las noches, es recomendable no hacerlo muy tarde.

La ventana metabólica es la razón principal, este proceso garantiza que los músculos reciban energía para crecer después de entrenar. Los procesos de digestión se realizan más lentamente mientras se duerme, por ello, lo mejor es darle al organismo de 3 a 4 horas para suplir sus necesidades energéticas.

Ejercicios de cardio por las mañanas

Quemar grasas es un proceso complejo que se lleva a cabo gracias a la presencia de ciertas hormonas, especialmente la adrenalina(2). La adrenalina y la insulina son hormonas contrarias. Unos altos niveles de azúcar e insulina, harán que los procesos de quema de grasas transcurran más lentamente.

Si Usted hace ejercicios cardiovasculares para quemar grasa, lo primero que debe hacer es gastar todo el glucógeno en su organismo, para que consecuentemente se comiencen a quemar las reservas de grasa. El organismo vacía sus reservas de glucógeno después de los primeros 40 minutos de entreno.

¿Cómo quemar la grasa con entrenamientos?

El cardio lento (no correr), ejecutado con bajos niveles de insulina en la sangre, proporciona resultados positivos en el proceso de quema de grasas. Recuerde que las reservas de glucógeno y azúcar son mínimas al levantarse, así como 4 horas después de haber comido.

Recuerde que cualquier desayuno, sin importar su contenido (incluso si éste es una proteína aislada), aumenta los niveles de azúcar en la sangre, por lo que usted quemaría este azúcar al hacer ejercicio, y no la grasa. El mejor ejercicio cardiovascular para quemar grasa es el cardio lento con el estómago vacío.

***

Al elegir la hora para entrenar, el papel más importante no lo juega la hora en sí, sino la posibilidad o imposibilidad de comer antes y/o después de entrenar. Hacer entrenamientos de fuerza con el estómago vacío es muy peligroso; en contraste, el cardio con el estómago vacío es más efectivo.

Fuentes literarias:

  1. The Protein Book, A Complete Guide for the Coach and Athlete, Lyle McDonald, source
  2. The Stubborn Fat Solution, Lyle McDonald, source

Fecha de la primera publicación:

  • 4 de septiembre de 2012

Añadir nuevo comentario: