Somatotipos corporales post image

Somatotipos corporales

El tipo de contextura corporal, que viene dado por naturaleza y genética, define en muchos aspectos qué tan fácil o difícil es cambiar la figura. ¿Cómo definir su somatotipo?

Tipos de contextura corporal

Desde el nacimiento, uno de los tres tipos de contextura corporal se vuelve dominante: el mesomorfo (atlético), el ectomorfo (tendencia a ser delgado) y el endomorfo (tendencia a ser obeso). Este somatotipo es determinado por factores genéticos y dicha información no puede ser modificada; sin embargo, se puede corregir con dieta y ejercicio.

De hecho, la rutina de ejercicios y la alimentación de personas pertenecientes a diferentes somatotipos debe diferenciarse: por ejemplo, si los delgados ectomorfos deben tomar gainers para aumentar su masa muscular (sin acumular grasa), a los mesomorfos y endomorfos se les recomienda limitar el consumo de carbohidratos rápidos.

¿Qué ejercicios puede hacer un adolescente y cuáles es mejor evitar? Rutina de gimnasio para adolescentes y ejemplos de ejercicios efectivos.

¿Cómo definir cuál es su somatotipo?

Se cree que el grosor de los huesos es una característica clave de los diferentes tipos de contextura corporal. Los ectomorfos tienen huesos delgados, mientras que los endomorfos se caracterizan por sus huesos gruesos. Tenga en cuenta que la circunferencia de la muñeca es constante, aún cuando varían el volumen de grasa y de los músculos.

En la mayoría de los hombres ectomorfos, la circunferencia de la muñeca no supera los 17 cm, en mesomorfos oscila entre los 17 y 20 cm, mientras que en los endomorfos es superior a 20 cm. Sin embargo, esta es una valoración superficial; en realidad, el somatotipo se determina de acuerdo a la fácilidad o dificultad para ganar o perder peso.

¿Se puede cambiar la contextura física?

El tipo de contextura corporal está íntimamente ligado a la estructura ósea, así como al metabolismo. Hacer ejercicio con regularidad y comer adecuadamente (igual que el sedentarismo y las comidas rápidas) son factores capaces de cambiar el metabolismo. Por lo general, estos cambios se hacen más evidentes después de los 30 años.

El ejemplo clásico son los ectomorfos con sobrepeso: si en la adolescencia ellos tenían un metabolismo rápido y podían darse el lujo de no hacer deporte y comer pizza a menudo, al llegar a los 30 años los cambios propios de su estilo de vida se harán evidentes, adquiriendo rasgos ectomorfos, pues subirán de peso y crecerá el volumen de su estómago.

Características de los ectomorfos

Historia de un ectomorfo, el “antes” y el “después”: consejos sobre cómo ganar masa muscular si tiene un metabolismo rápido. Recomendaciones sobre alimentación y rutinas de ejercicios para ectomorfos.

  • Niveles bajos de grasa subcutánea
  • Hombros estrechos y pectorales planos
  • Extremedidas largas y delgadas
  • Poca fuerza
  • Metabolismo rápido

Los ectomorfos se caracterizan por su cuerpo delgado y extremidades largas, para ellos es extremadamente díficil ganar masa (sea muscular o no). Estas personas tienen un metabolismo rápido y poco apetito, sus músculos no contienen las cantidades suficientes de glucógeno para entrenar, factor que disminuye la efectividad del ejercicio.

La estrategia de entrenamiento indicada para los ectomorfos consiste en hacer pocos, pero muy intensivos, ejercicios básicos en series de pocas repeticiones. Un momento clave para que este método sea efectivo es aumentar la cantidad de calorías consumidas diariamente y cerrar la ventana metabólica al finalizar cada entrenamiento.

Características de los mesomorfos

Historia de un mesomorfo, el “antes” y el “después”: consejos para no descuidarse y mantener el mejor estado físico posible. Estrategia de entrenamientos para personas con estilo de vida activo.

  • Niveles bajos de grasa y músculos visibles
  • Circunferencia de los huesos mediana y/o grande
  • Hombros anchos y caja torácica voluminosa
  • Metabolismo rápido
  • Fuertes

Los mesomorfos tienden a llevar un estilo de vida muy activo por naturaleza, hacen deportes, tienen niveles de testosterona altos, metabolismo rápido y son de buen apetito: todos estos factores les permiten ganar masa muscular. La mayoría de los atletas y deportistas son mesomorfos por naturaleza.

La mayor ventaja es que su organismo necesita menos tiempo para recuperarse después de cada actividad: ellos pueden entrenar hasta 4 ó 5 veces por semana, mientras que a ectomorfos y endomorfos se les recomienda hacerlo 3 veces. Precisamente en esto consiste la estrategia de rutina para mesomorfos: entre más se entrene, más resultados.

Características de los endomorfos

Historia de un endomorfo, el “antes” y el “después”: cómo una persona con problemas de sobrepeso puede esculpir un cuerpo atlético. Dieta simple y recomendaciones para quemar grasas.

  • Acumulación excesiva de grasa
  • Huesos de perfil grueso y extremidades pesadas
  • Brazos y piernas cortas, cadera y cintura anchas
  • Metabolismo lento
  • Poca fuerza

El somatotipo endomorfo es quizá el más común entre los europeos. El metabolismo lento, el sedentarismo, así como el deseo de consumir productos dulces y/o grasosos hacen que rápidamente estas personas experimenten un aumento de peso, incluso cuando la cantidad de calorías total ingerida diariamente no es muy alta.

Sin embargo, es precisamente en la dieta donde está el secreto para esculpir un cuerpo atlético y abdomen plano: los endomorfos deben prestar atención al índice glucémico de los carbohidratos que consumen (limitando al máximo su ingesta en la tarde-noche), así como ejecutar regularmente rutinas de entreno que posibiliten la quema de grasas.

***

Existen 3 tipos de contextura corporal dominantes: el ectomorfo (delgado), el mesomorfo (atlético) y el endomorfo (tendencia a ser obeso). Las mayores diferencias entre estos tipos radican en la actividad física (o ausencia de ella), el apetito, la fuerza, la velocidad del metabolismo y la capacidad del organismo para recuperarse después de entrenar.

Añadir nuevo comentario: