Aceite de coco post image

Aceite de coco

El porqué el aceite de coco es bueno para el metabolismo y no propicia el aumento de peso. ¿Cuáles son las principales diferencias entre el aceite de coco y el peligroso aceite de palma?

¿Por qué es bueno el aceite de coco?

La principal característica que diferencia al aceite de coco de los demás aceites (y otras grasas de origen animal) es que es el único aceite asimilado por el organismo directamente en el intestino. Su estructura está compuesta de ácidos grasos con cadenas de carbono cortas, las cuales hacen que su digestión se lleve a cabo más rápidamente.

Como resultado, el organismo prefiere utilizar las calorías obtenidas del aceite de coco para convertirlas en energía y suplir las necesidad metabólicas(1), este hecho explica por qué estas calorías no son acumuladas en forma de grasa. Al satisfacer rápidamente el hambre y provocar sensación de llenura, es difícil que el aceite de coco se convierta en grasa subcutánea.

Cuál es el mejor aceite para freir la comida: el de oliva, el de girasol o el de maíz. Las ventajas y desventajas de usar aceite de coco para freir.

El mejor aceite para freir

El aceite de coco es capaz de soportar altas temperaturas (hasta 180°C), hecho que lo convierte en una sustancia ideal para fritar y freir. Tenga en cuenta que lo más recomendable es dejar de consumir aceite de girasol y que el aceite de oliva se oxida y cambia su estructura bajo el efecto de las altas temperaturas, lo cual hace que no sea apto para freir.

El hecho de que el aceite de coco tenga un olor y sabor algo dulces, debe considerarse como una ventaja y no como un incoveniente. Esta cualidad hará que sus granos y guisantes adquieran un mejor sabor y aromas inesperados; de igual manera, esta característica agrega un poco de suavidad a comidas como pollo en salsa de curry o carne en salsa agridulce.

Beneficios del aceite de coco para la salud

El aceite de coco es una alternativa saludable a las grasas “malas” de origen animal, pues su perfil lipídico es único para un producto de origen vegetal. Más del 70-85% de los ácidos grasos contenidos en el aceite de coco son saturados(2), los cuales se encuentran más comúnmente en la mantequilla, el queso, la carne y otros productos de origen animal.

Los ácidos grasos saturados son fundamentales para el metabolismo, la asimilación de vitaminas y la síntesis de hormonas (testosterona principalmente). Sin embargo, el organismo generalmente obtiene estos ácidos del colesterol, el cual puede tapar las arterias y provocar enfermedades. Esto no sucede si estos ácidos grasos provienen del aceite de coco.

Diferencias entre el aceite de coco y de palma

El aceite de coco se diferencia del de palma por su contenido, sus propiedades, así como por su sabor y apariencia (el aceite de palma natural es de un color rojo vivo). A pesar de que ambos productos se derivan de los frutos que dan las palmeras, las palmas de coco y las palmas elaeis guineensis (de la cual se produce el aceite de palma) son parientes lejanos.

En sí, el aceite de coco es el análogo vegetal de las grasas de origen animal, mientras que el aceite de palma es cercano al aceite de oliva debido a su alto contenido de ácidos grasos omega-9. Además, el aceite de palma está compuesto por cadenas de carbono largas, hecho que impide al organismo asimilar dicho alimento cuando éste está en el intestino.

¿Por qué es perjudicial el aceite de palma?

La razón por la que muchos nutricionistas y dietologos recomiendan no consumir aceite de palma procesado radica en su alto contenido de grasas trans. Una gran cantidad de estudios científicos afirman que incluso unos pocos gramos de grasas trans al día son suficiente para causar el deterioro de la salud.

Sin embargo, el aceite de palma natural no contiene grasas trans, éstas aparecen en su estructura tras los procesos de refinación. Debido a que el aceite de palma no refinado se caracteriza por un olor desagradable y un color rojo muy intenso, éste es refinado para poder ser empleado con fines gastronómicos.

Las razones por las que las dietas bajas en carbohidratos son efectivas. Menú bajo en carbohidratos: recomendaciones prácticas.

Aceite de coco prensado en frío

Tal y como sucede con el aceite de oliva, el aceite de coco es obtenido a partir del método de prensado en frío, así como a partir de complejos procesos de fermentación, separación y calentamiento. Lastimosamente, la compresión mecánica sólo permite extraer un 10% de la grasa del coco, lo cual es significativamente menor a lo obtenido al comprimir aceitunas.

Además de comprimir mecánicamente y calentar la pulpa cruda para aumentar la obtención de aceite, también se recurre al uso de ácidos y blanqueadores. El aceite de coco obtenido como resultado de la extracción química pierde parte de sus propiedades beneficiosas, mientras que su olor y sabor característicamente dulces se desvanecen.

El aceite de coco y la comida rápida

A pesar de que el aceite de coco resultante de la extracción química pierde su olor, éste conservar gran parte de sus características beneficiosas y es apto para cocinar. Sin embargo, este aceite pierde su viscosidad, tornándose líquido al entrar en contacto con temperaturas superiores a los 24°C, hecho que no es aceptable en la industria alimentaria.

Para que el aceite de coco no se derrita en los alimentos que ya vienen preparados (“de caja”), el aceite previamente pasa por el proceso de hidrogenación (separación de las moléculas de hidrogeno para aumentar el punto de fusión), el cual estabiliza su estructura. Este procedimiento puede provocar la aparición de grasas trans y otras partículas dañinas.

***

El aceite de coco es la única grasa vegetal que contiene ácidos grasos saturados de vital importancia para el metabolismo y la salud. Además, este aceite es asimilado por el cuerpo cuando aún se encuentra en el instestino, por lo cual el organismo prefiere usar en primera instancia la energía obtenida a partir de él, hecho que impide que se acumule en forma de grasa.

Bibliografía:

  1. Postprandial thermogenesis in lean and obese subjects after meals supplemented with medium-chain and long-chain triglycerides, source
  2. National Nutrient Database: Coconut Oil, source

Añadir nuevo comentario: