¿Qué comer al desayuno? post image

¿Qué comer al desayuno?

Recomendaciones para preparar desayunos ricos y saludables. Alimentos con alto contenido de vitaminas y nutrientes fundamentales para el organismo.

Importancia del desayuno para el metabolismo

El desayuno es importante para el metabolismo por dos razones. La primera: las calorías que se ingieren por la mañana son principalmente utilizadas para garantizar el funcionamiento del organismo, y por ende no se acumulan en forma de grasa. La segunda: no desayunar abre el apetito y provoca que se coma en exceso durante el día y la tarde.

El desayuno ideal debe basarse en carbohidratos de alta calidad con bajo índice glucémico, fibra y grasas saludables: estos productos proporcionan sensación de llenura durante un período de tiempo considerable y estimulan el funcionamiento de los instestinos. La peor elección para la mañana son los alimentos dulces y cereales azucarados.

¿Qué grasas son saludables y cuáles no? La razón de por qué los médicos recomiendan no consumir aceite de girasol.

Muesli VS avena

Por más saludable que parezca el muesli con miel, uvas pasas, chips de chocolate y avena integral, la avena por mucho seguirá siendo siempre una mejor opción. En el primer caso, incluso si la miel contiene un 0,02% de polen y otros componentes activos, el 80% de su composición son azucares y el restante 19,98% es agua.

Los copos de avena cuidadosamente hervidos (a diferencia de los granos secos y comprimidos) forman una masa en el estómago que dificulta su digestión. Es precisamente esta característica la mayor ventaja de la avena, pues permite que se mantenga la sensación de llenura por largos períodos, mejora la flora intestinal y la calidad de la sangre.

Los mejores alimentos para desayunar

1: La avena es una excelente fuente de carbohidratos para comenzar el día. Este alimento libera su energía en el organismo lenta y paulatinamente, fenómeno que permite sentirse satisfecho durante largo tiempo después de comer. Al mismo tiempo, mejora el funcionamiento de los intestinos y disminuye los niveles de colesterol en la sangre.

2: El muesli puede ser un sustituto para la avena en caso de no tener el tiempo suficiente en las mañanas para cocinar. A la hora de comprar muesli, lea detenidamente toda la información del empaque y verifique que el contenido de azúcar, miel, frutos secos (uvas pasas, piña, entre otros) y otras fuentes de carbohidratos rápidos sea mínimo.

3: Productos lácteos. Si usted tolera la lactosa, no tiene motivos para restringir el consumo de quesos frescos (quesillo, queso quark, cuajada) o avena en leche. Los productos lácteos son una excelente fuente de proteínas con alto porcentaje de asimilación por el organismo; así mismo, los aminoácidos que contienen son de alta calidad.

4: Huevos. Olvídese del mito sobre el peligro que representan los huevos para la salud del organismo, idea fundamentada en el supuesto incremento de colesterol que éstos provocan. Muchas investigaciones recientes desmuestran lo contrario y afirman que el consumo de huevo acarrea sólo beneficios (tanto la clara del huevo, como la yema).

5: Frutas de temporada. La mañana es el mejor momento para las frutas: el azúcar natural que contienen le dará energía, mientras que la fibra aportará balance calórico. Puede consumir la fruta sola o como complemento para la avena y muesli anteriormente mencionados; de igual forma, puede hacer un batido de frutas con leche u otro producto lácteo.

6: El aceite de cacahuete (de maní) se convertirá en un producto irremplazable para aquellas personas que entrenan y quieren aumentar la masa muscular, así como para quienes desean consumir calorías adicionales y saludables. El tipo de grasa de este aceite es similar al de oliva y proporciona 200 Kcal y 10 gr de proteína adicionales en 2 cucharadas.

7: El aguacate aporta, no sólo una considerable cantidad de grasas de origen vegetal (las cuales representan un 75% de las calorías que éste contiene), sino también vitaminas B, K, E y C. Entre otros elementos importantes dentro de la composición del aguacate está el glutatión, el cual es un potente antioxidante.

8: Una cucharada de aceite de coco al despertar no sólo ayuda a detener los procesos catabólicos en los músculos, sino que también prepara al estómago para recibir comida. La característica más interesante de este aceite es que sus calorías difícilmente serán envíadas para ser acumuladas en los depósitos de grasa del organismo.

9: Canela. Desde hace miles de años el hombre conoce de los beneficios de la canela. Al ser añadida a la comida, ésta influye en el metabolismo de la glucosa, normalizando la acción de la insulina en el organismo. En otras palabras, la canela es capaz de disminuir el índice glucémico de los alimentos. Agregue una pizca de canela a la avena.

10: La vitamina D es un elemento de suma importancia para el metabolismo que sólo es producido por el cuerpo al estar expuesto a los rayos solares. Imponga el hábito de ingerir una cápsula de esta vitamina todos los días en el período de otoño e invierno, esta medida mejorará su metabolismo y evitará las depresiones comunes durante estas estaciones.

***

El desayuno ideal está compuesto de avena cuidadosamente hervida que contenga además un producto lácteo, una pizca de canela, una cucharadita de aceite de cacahuete y frutas de temporada. La peor elección para comenzar el día son los productos dulces como los cereales azucarados, embutidos o una tostada de pan blanco con nutella.

 

Añadir nuevo comentario: