¿Son malos los frutos secos? post image

¿Son malos los frutos secos?

¿Qué frutos secos comer y cuáles mejor excluir de nuestra dieta? ¿Cómo se convierte un producto cuya materia prima es beneficiosa en un verdadero enemigo de la figura?

Frutos secos: muchas desventajas, ninguna ventaja

La mayoría de personas piensa que los frutos secos son un buen alimento para consumir entre comidas y que ayudan a adelgazar. Su lógica se fundamenta en el hecho que las frutas frescas son beneficiosas y por lo tanto los frutos desecados deben serlo también. Como resultado, muchos incluyen los frutos secos en su dieta para perder peso.

Sin embargo, debido al cubrimiento en jarabe, sería más realista clasificar a los frutos secos como dulces-postres. Además, como resultado de los procesos industriales a los que son sometidos, las vitaminas desaparecen de su composición y quedan únicamente pesticidas y conservantes. Sólo unos poquísimos frutos secos pueden considerarse beneficiosos.

Los siete pasos principales para luchar contra la dependencia al azúcar. Todo sobre cómo aprender a controlar los antojos por lo dulce.

¿Cómo hacen las pasas y los higos?

Casi todas las uvas pasas y los albaricoques secos se venden en supermercados convencionales y éstos son tratados con dióxido de azufre (denominado E220) para extender su período de conservación y darles su color dorado característico(1). Recuerde que el color natural de las pasas y los albaricoques es mostaza, no dorado ni amarillo.

A su vez, los higos secos son comúnmente tratados con aceites vegetales de baja calidad, los cuales brindan una protección contra factores externos, entre ellos la sequedad, y dan el brillo característico a este producto. Vale la pena resaltar que los tratamientos a los que son sometidos los frutos secos provocan la pérdida casi total de vitaminas en ellos.

¿Cuántas vitaminas hay en los frutos secos?

Un método manual tradicional para producir frutos secos es por medio del secado al sol; sin embargo, la producción industrial recurre a procedimientos más “efectivos” y rápidos. Lo más común es que el agua contenida en las frutas se elimine con ayuda de deshidratadores que son cámaras de secado especiales.

El secado en deshidratadores puede realizarse por medio de corrientes de aire caliente (temperatura del aire: 30-70° ó más) o de radiación infrarroja: estos procedimientos provocan la pérdida de una porción significantiva de vitamina C. Como resultado, en los frutos secos quedan las vitaminas del grupo B, pero en una cantidad 10 veces menor que en los granos.

¿Cómo se producen los frutos secos?

Muchas frutas (principalmente la piña, mango, kiwi, papaya, jengibre, fresa y demás bayas) pierden su forma tras el proceso de secado; como consecuencia, estos frutos no son desecados, sino que se caramelizan en jarabe. Es importante mencionar que la proporción de azúcar en el producto final puede llegar a ser del 70-80%.

Los bananos (platanos, guíneos) son cocinados en aceite vegetal (comúnmente en aceite de girasol de baja calidad o aceite de semilla de colza) y luego son tratados con fenoles (compuestos orgánicos aromáticos) para conservar el color. Además, todos los frutos secos pasan por el proceso de lavado, el cual incluye baños en pesticidas y conservantes.

Productos químicos en los frutos secos

Los estandares de seguridad alimenticia de la mayoría de países exigen que los frutos secos sean tratados químicamente debido a que este proceso garantiza la eliminación de bacterias y la extención de la vita útil del producto. Por ejemplo, los albaricoques y los higos deben ser tratados con ácido sulfúrico, mientras que las uvas deben ser remojadas en álcali.

En teoría, la concentración de estas sustancias está estrictamente específicada y se incluyen dosis que son absolutamente seguras para la salud humana. Sin embargo, en la práctica, al comprar frutos secos baratos y de baja calidad, usted ni siquiera sabe dónde fueron producidos o bajo qué normas fueron procesados.

Las razones por las que las dietas bajas en carbohidratos son efectivas. Menú bajo en carbohidratos: recomendaciones prácticas.

Materia prima de los frutos secos

La tecnología implementada en la fabricación de frutos secos se encarga de que la pérdida durante el proceso de producción sea mínima. Los productos que desmejoran su apariencia debido a los procesos mecánicos y, por tanto, pierden su comerciabilidad, son cortados en pequeños trozos, tratados químicamente y secados (o caramelizados en jarabe).

Generalmente, entre más baratos sean los frutos secos, más preguntas pueden surgir alrededor de los mismos: sería ingenuo pensar que los fabricantes están trabajando a pérdida. Lo más probable es que algo haya sucedido con una parte de la materia prima (frutas frescas) y ésta haya sido convertida en frutos secos para ser vendidos rápidamente.

Otras recomendaciones

Es recomendable comprar sólo frutos secos obtenidos como resultado de secado, evitando así productos caramelizados. En este caso, se aconseja consumir uvas pasas, higos, albaricoques, ciruelas pasas, manzanas y peras. Evite la piña, el kiwi y otras frutas exóticas desecadas. Los babanos son permitidos dependiendo de la calidad del aceite empleado.

Además, se aconseja leer detenidamente la información contenida en la etiqueta del producto. Elija sólo frutos secos con certificado “bio”, el cual garantiza que la tecnología implementada en la fabricación ha reducido el uso de productos químicos. No compre empaques que contienen mezclas de frutos secos; si es necesario, mézclelos usted mismo en casa.

***

Una gran cantidad de frutos secos contienen la suficiente cantidad de azúcar como para ser considerados postre, o son restos de la cadena de producción y ricos en químicos. Los frutos secos de calidad son costosos y tienen certificado “bio”; muchas veces no es posible encontrar estos productos de calidad en un mercado común.

Añadir nuevo comentario: