Ejercicios para adelgazar post image

Ejercicios para adelgazar

Todo sobre el mito más difundido del fitness: la posibilidad de deshacerse del sobrepeso con entrenamientos. ¿De dónde surgió este mito? ¿Por qué no existen los ejercicios para adelgazar?

¿Es necesario moverse para adelgazar?

Es increíble, pero el concepto acerca de que la actividad física quema calorías (ósea, grasa también), surgió en Estados Unidos en la década de los sesenta. Hasta ese momento, los médicos y científicos afirmaban que la actividad física impedía y detenía los procesos de quema de grasas.

En el año 1932, Russell Wilder, el especialista más grande en casos de cura de la obesidad, afirmó que sus pacientes perdían peso más rápidamente si llevaban un estilo de vida sedentario, razón por la cual se popularizó el mito acerca de que para adelgazar, “era necesario no moverse mucho”(1).

Ejercicio o dieta

Louis Newburgh de la University of Michigan calculó en el año 1942, que un hombre de 120 kg quema 3Kcal al subir un tramo de la escalera. La conclusión de este científico era obvia: para quemar las calorías de un pedazo de pan, era necesario subir 20 veces las escaleras(1).

Además, la mayoría de los expertos de ese entonces relacionaban el aumento de la actividad física con un incremento incontrolable del apetito. Afirmaban que entre más energía gastaba el organismo en ejercicio, mayor era el deseo de recuperar y llenar los depósitos de esa energía gastada (de comer).

¿El fitness ayuda a quemar grasa?

La filosofía acerca de que la actividad física ayuda a quemar grasa y el estilo de vida sedentario provoca obesidad y sobrepeso se volvió popular gracias a Jean Mayer, científico de origen francés y autor de una gran cantidad de libros y publicaciones en importantes revistas.

El curriculum de vida de Mayer asombra a cualquiera: profesor de Harvard School of Public Health, consultor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Unicef (Organización de las Naciones Unidas para la Infancia) y consultor y médico de varios expresidentes de Estados Unidos(2).

Estilo de vida y contextura corporal

Mayer fundamentó su teoría en una investigación hecha a un grupo de 32 personas; dicho estudio arrojó como resultado que las mujeres scout más activas eran más esbeltas que las sedentarias. Este hecho sirvió para concluir que entre más se mueva una persona, mayor será la posibilidad de ser delgado y esbelto.

Sin embargo, la teoría de Mayer no tenía en cuenta la influencia de la genética y los hábitos alimenticios. Las personas que tienden a ser obesas (endomorfos) suelen llevar un estilo de vida sedentario, mientras que los ectomorfos buscan movimiento. También, consumir muchas calorías nos hace propensos a aumentar de peso.

Ejercicio aeróbico y quema de grasas

El término “aeróbicos” fue inducido por el médico Kenneth H. Cooper y utilizado por primera vez en el título de su único libro “Aerobics”, el cual fue publicado en Estado Unidos en 1968. Cooper define los aeróbicos como ejercicios orientados a mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular(3).

A pesar de que en su libro se describe el efecto de hacer ejercicios aeróbicos con regularidad (correr, trotar, nadar y otros) y el mejoramiento del funcionamiento del metabolismo y los pulmones producidos por dicha actividad; el autor no encontró ninguna relación entre la ejecución de ejercicios aeróbicos y el adelgazamiento.

Los aeróbicos y Jane Fonda

En 1982, la actriz Jane Fonda lanzó un curso de ejercicios caseros llamado Jane Fonda’s Workout; dicho programa fusionó el término “aeróbicos” y “clases de baile”. El curso en video fue líder en ventas de VHS durante varios años, en total se vendieron más de 17 millones de copias(4).

A pesar de que estas dietas generalmente anuncian que los resultados sólo se verían si los ejercicios se repiten con regularidad y se sigue una dieta, la mayoría de las personas ignora dicho anuncio, creyendo que el sólo hecho de realizar entrenamientos (sin ayuda de dietas) le ayudará a eliminar grasa.

La verdad

Alrededor del 75% de las calorías el organismo las quema para garantizar el funcionamiento del organismo y otros procesos que no están relacionados con el movimiento. La actividad física puede llegar a consumir del 25 al 30% de las calorías consumidas. 30 minutos de ejercicios no son capaces de incrementar este porcentaje.

Reducir el consumo calórico en un 15% (equivalente a 300 Kcal, dos latas de Coca-Cola) tendrá el mismo resultado que correr en la cinta caminadora durante 30 minutos a una velocidad de 10 km/h o a hacer una hora de aeróbicos(5). Es más importante dejar de consumir calorías vacías que buscar ejercicios milagrosos.

***

A pesar de que los aeróbicos, la natación, el trote y otros tipos de actividad física son capaces de mejorar la resistencia y hacer que nuestro organismo sea más saludable, la idea acerca de que los ejercicios ayudan a deshacerse del sobrepeso es conocida y ejecutada por las personas sólo parcial y/o erróneamente.

Fuentes literarias:

  1. The Scientist and the Stairmaster, source
  2. Jean Mayer, Wikipedia Article, source
  3. Kenneth H. Cooper, Wikipedia Article, source
  4. Jane Fonda, Wikipedia Article, source
  5. Calories Burned During Exercise, source

Fecha de la primera publicación:

  • 12 de mayo de 2014

Añadir nuevo comentario: