El alcohol y el deporte post image

El alcohol y el deporte

Todo sobre el porqué el consumo de alcohol tiene efectos negativos en el crecimiento muscular y produce obesidad. ¿Es un mito la creencia sobre los beneficios del vino tinto?

Los beneficios del alcohol para la salud

Por un lado, el alcohol es una de las principales causas de muerte en el planeta, acabando así con la vida de más de 2,5 millones de personas cada año; por otro lado, es común escuchar historias que aseguran que consumir vino tinto es bueno para la salud.

La Organización Mundial de la Salud ha analizado más de 500 investigaciones independientes sobre el consumo del alcohol y en ninguna se han encontrado confirmaciones científicas sobre los beneficios de tomar vino tinto(1).

¿Qué tiene mayor influencia para el desarrollo de la obesidad — la genética o la mala alimentación? ¿Por qué se engorda?

«El paradigma francés»

La creencia acerca de los beneficios del vino tinto se basa en las investigaciones del profesor Serge Renaud. Este científico halló que los franceses que han tomado vino tinto durante mucho tiempo pero en cantidades muy moderadas, tienen menos posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas.

Desgraciadamente, las conclusiones de dicha investigación no son del todo correctas, pues no toman a consideración varios factores indirectos: las personas que toman vino tinto moderadamente, generalmente son personas más adineradas y por tanto tienen mejor calidad de vida y mejor salud.

Los antioxidantes y el vino tinto

Al hablar de los “beneficios”, debemos aceptar que el vino rojo en realidad contiene antioxidantes polifenoles, los cuales son capaces de eliminar radicales libres de nuestro organismo (estos antioxidantes se encuentran en la piel de la uva tinta (roja), en la uva blanca no están ausentes.

Los polifenoles también se encuentran en otros productos: por ejemplo, una barra de chocolate negro tiene 8 veces más polifenoles que el jugo (zumo) de uva. La ciencia no ha encontrado ningún otro compuesto en el vino tinto, además de este, que pueda ser beneficioso.

Lo bueno del consumo moderado

Anteriormente hemos señalado que la difundida afirmación sobre los beneficios de las dosis moderadas de alcohol carece de sustento. Además, consumir alcohol para disminuir el estrés es peligroso y un arma de doble filo, pues conduce al alcoholismo.

Si consideráramos el alcohol como una droga o narcótico, éste sería el primero en la lista de los más peligrosos, superando incluso a la heroína(2). La positiva relación que tiene la sociedad hacia su consumo, incluso en grandes cantidades, lo hace muy peligroso.

El alcohol y la obesidad

Las calorías contenidas en el licor no pueden ser convertidas por el organismo en reservas de grasa, éste las quema inmediatamente para producir energía(3); el consumo de alcohol en sí, tiene efectos negativos en el metabolismo, pues bloquea los procesos que queman el tejido adiposo.

Para el organismo es más fácil utilizar la energía contenida en el alcohol y bloquear los mecanismos que consumen las reservas del organismo. Desactivar los procesos que gastan la energía del cuerpo, hace que las reservas acumuladas en éste se incrementen en forma de grasa(4).

Influencia del alcohol en la testosterona

El grado de influencia del alcohol en los niveles de testosterona depende de las cantidades de licor: la investigación de Nutrition and Food Research Institute muestra que en los hombres que tomaron una copa de vino diariamente durante un mes, los niveles de testosterona disminuyeron en un 7%(5).

Este efecto aumenta si se incrementan las dosis; la investigación de University of Helsinki muestra que el consumo de 1,5 gr de etanol por cada kilogramo de peso corporal provoca la disminución de los niveles de testosterona en un 23% durante unas horas (mientras que los de cortisol aumentan en un 36%)(6).

Influencia del alcohol en los músculos

Las investigaciones demuestran que el alcohol provoca la degradación de los músculos si se consume constantemente y en grandes cantidades; sin embargo, se puede hablar sobre los daños indirectos para la musculatura, ya que los niveles de testosterona disminuyen y el metabolismo se trastorna.

Al igual que en todos los demás casos, no es tan importante la sustancia en sí, sino la cantidad: consumir una copa de vino o de cerveza la noche del viernes no causará daños permanentes en el metabolismo. Lo importante es no excederse.

***

No existen investigaciones que comprueben los beneficios del alcohol; de igual forma, es exagerada le creencia de que el vino tinto es la mejor fuente de antioxidantes. Sin embargo, existen investigaciones sobre lo dañino que puede ser el licor para el metabolismo.

Fuentes literarias:

  1. World Heath Organization, Alcohol Consumption Key facts, source
  2. Study: Alcohol ‘most harmful drug,’ , source
  3. De novo lipogenesis in humans after acute alcohol consumption, source
  4. Ethanol causes acute inhibition of fat oxidation, source
  5. Effect of moderate alcohol consumption on plasma dehydroepiandrosteron,source
  6. The pulsatile secretion of gonadotropins and growth hormone, source

Añadir nuevo comentario: