¿Baja testosterona? post image

¿Baja testosterona?

Problemas en la cama y otros síntomas no menos tristes de la disminución en los niveles de la hormona masculina más importante. Todo sobre cómo identificar y atacar el problema.

La caída en los niveles de testosterona por la edad

Generalmente, los niveles de testosterona en los hombres disminuyen a razón del 1-3% anual después de cumplir los 30-35 años. Sin embargo, esta disminución puede empezar prematuramente y a una velocidad mayor (5% anual). La medicina ha dado el nombre de andropausia a este periodo, que equivale la menopausia en mujeres(1).

Debido a que la caída en los niveles de testosterona se da gradualmente, muchos hombres no identifican los síntomas y no hacen nada para cambiarlo. De hecho, los constantes entrenamientos de fuerza, hacer dieta y el consumo de varios minerales pueden ser capaces de aumentar los niveles de testosterona.

Terapia para aumentar los niveles de testosterona

A menudo, las caídas abruptas de los niveles de testosterona en la edad adolescente van a acompañadas de depresiones. Se hace difícil concentrarse en algún objetivo, aparece la sensación de tener la mente nublada, desaparece la motivación y hay una constante apatía.

Ya que en casos extraordinarios, sensaciones similares pueden conllevar a considerar el suicidio, los doctores prescriben ciclos de esteroides legales a los jóvenes que tienen bajos niveles de testosterona. Sin embargo, este método obliga a que las inyecciones se hagan periódicamente, de no ser así, las depresiones pueden intensificarse.

La baja testosterona y los problemas en la cama

Directamente, la testosterona no influye en la erección; esta hormona tiene influencia en la sensación de excitación en general, estimula los receptores del cerebro haciendo que éstos sinteticen óxido nítrico, el cual a su vez inicia la erección. Es sí, la testosterona actúa directamente sobre la libido.

Los bajos niveles de esta hormona disminuyen el interés por el sexo y, como resultado, los hombres experimentan dificultad para alcanzar y mantener la calidad y rigidez de la erección. Al mismo tiempo, se hace más difícil lograr eyacular y el orgasmo no genera las mismas sensaciones.

Pérdida de músculos y aumento de grasa

Ya que la testosterona es la hormona más importante para la musculatura, su disminución viene acompañada de la pérdida de músculos. El déficit de esta hormona se evidencia en la reducción del volumen de bíceps, pectorales y piernas; de hecho, tratar de recuperar la masa perdida con entrenamiento frecuentemente no es posible.

Al mismo tiempo, el organismo comienza a aumentar sus depósitos de grasa, ya que los genes responsables de acumularla son sensibles a los bajos niveles de testosterona en la sangre. Es un círculo vicioso, pues al mismo tiempo, los altos niveles de grasa disminuyen la secreción de testosterona(2).

Problemas de insomnio

El insomnio, los problemas con el sueño en general, el sueño ligero, así como la imposibilidad de dormir hasta tarde son síntomas de baja testosterona. Teniendo en cuenta que la disminución de los niveles de testosterona produce depresión y apatía, los problemas de insomnio pueden intensificarse durante este periodo.

Es importante mencionar que, a pesar de que el cuerpo experimenta una mayor necesidad de recuperarse y descansar, el insomnio puede perdurar, haciendo que la persona sienta cansancio crónico, factor que también intensifica la apatía. Es por todas estas razones que la caída en los niveles de testosterona es un círculo vicioso.

Síntomas de la disminución de testosterona

1. La disminución del volumen del semen evidencia la caída en los niveles de testosterona: entre mayor sea la producción de esta hormona, mayor cantidad de semen fabrica el organismo(3). El período de tiempo entre una eyaculación y otra no influye en el volumen de la misma, sino en la concentración de espermatozoides.

2. Un hombre sano debe tener erecciones durante las mañanas y las noches al menos 3 ó 4 veces por semana, ya que este fenómeno está relacionado a las fluctuaciones de los niveles de testosterona durante el día y no al contenido de los sueños. La falta de estas erecciones puede ser un síntoma de niveles bajos de testosterona.

3. La disminución en los niveles de ciertas hormonas durante la andropausia, tal y como sucede con la menopausia femenina, provocan “golpes de calor” (hot flash) que son esos sofoques que comienzan en la cabeza y descienden por todo el cuerpo(4). Así mismo, aumenta la sudoración en este período.

4. Los bajos niveles de testosterona apaciguan la agresividad. Si el comportamiento grosero o molesto de las personas que le rodean no provoca ninguna reacción en usted, no crea que esto se debe a la sabiduría y paciencia adquiridas con la edad. Lo más probable es que esto se deba a los bajos niveles de las hormonas masculinas.


***

A pesar de que la disminución gradual de los niveles de testosterona es un fenómeno natural del envejecimiento, una caída abrupta de esta hormona puede ser provocada por factores externos. Si usted ha evidenciado los síntomas descritos en este artículo, consulte a su médico.

Bibliografía:

  1. Andropause, Wikipedia Article, source
  2. 9 Warning Signs of Low Testosterone, source
  3. Semen, Wikipedia Article, source
  4. Hot Flashes in Men, source

Añadir nuevo comentario: