Factores que degradan la postura post image

Factores que degradan la postura

Siete costumbres y actividades que dañan la postura corporal y hacen que la figura luzca encorvada y no atlética. Todo sobre cómo disminuir los riesgos de sufrir de columna encorvada.

1: Los maletines

Cargar a la espalda con maletines es una de las causas más comunes que desarrollan problemas en la postura y la columna(1). El peso del maletín obliga a los hombros a posicionarse más abajo y adelante, provocando que la espalda luzca encorvada. Si se lleva el maletín en un hombro, la columna se encorvará hacia un solo lado.

Lo ideal sería no usar maletines clásicos (aquellos que se llevan en la espalda), y mucho menos, llevarlos en un solo hombro; trate de usar los maletines (mochilas) deportivos en forma de gota y con tirantes muy delgados. En este caso, la carga será soportada por la parte baja del trapecio, que a su vez es la más fuerte.

2: Zapatos mal diseñados

Las mujeres saben muy bien que el diseño de los zapatos (lo saben gracias a los zapatos altos) puede tener efectos negativos en la columna; sin embargo, pocos hombres son conscientes de este problema: es difícil comprender, cómo unos zapatos bajos pueden desarrollar problemas de pie plano y dañar “el caminado”.

Los especialistas aseguran que el peor tipo de zapatos son las sandalias playeras (tipo havainas). Usar este tipo de zapato muy a menudo es la causa de que las personas empiecen a arrastrar los pies y de que éstos se tuerzan (no miren hacia el frente); además, aumenta los riesgos de sufrir problemas de columna(2).

3: Sentarse frente al escritorio

Estar sentado frente al escritorio, incluso si lo hace en la posición ideal (con los pies apoyados sobre el suelo, el ángulo entre los muslos y el torso a 90-120°, los codos a 90° y la pantalla del computador a la altura de los ojos) daña la postura.

La razón es que el cuello se “echa” hacia adelante inconscientemente. Si estudiáramos detalladamente cómo una persona trabaja frente al escritorio, seguramente veremos quebrantados los puntos anteriormente nombrados. Esto se evidenciará en el dolor de los antebrazos, el cuello, la espalda y la zona lumbar.

4: Los celulares, teléfonos móviles y smartphones

Recuerde lo primero que su abuela hizo al ver un smartphone: lo más seguro es que ella lo haya levantado al nivel de los ojos para ver su pantalla. Ahora, mire lo que hacen las personas jóvenes a su alrededor al chatear por sus teléfonos: ellos encorvan la espalda, llevando su mirada hacia el teléfono que reposa sobre la mesa.

Para un uso adecuado del smartphone, intente no chatear ni leer mientras está caminando, pues esto arruina, no sólo la postura, sino también la mecánica al caminar. Si va a usar el teléfono, navegue en internet y juegue estando sentado y teniendo el smartphone a la altura de los ojos.

5: Conducir

Las sillas de los automóviles muy bajos (en los cuales al sentarse, las rodillas están más arriba que la pelvis) son los que más daño causan a la postura y a la columna(3). Imagínese, esto sucede sólo estando sentado y recostado en la silla: ¿Qué pasa entonces cuando tenemos que acercar el torso al timón (volante)?.

Para conducir, los especialistas no sólo recomiendan usar almohadas para la silla, las cuales “suben” la pelvis, sino también cojines ergonómicos especiales en la espalda que sirven para mantener las curvas naturales de la parte baja de la columna (de la zona lumbar).

6: La posición al sentarse en el sofá

Obviamente, lo anteriormente mencionado también es aplicable a la forma cómo nos sentamos en el sofá. Numerosas investigaciones afirman que estar sentado en posición incorrecta durante horas, no sólo daña la postura, sino que desarrolla otras enfermedades y altera el funcionamiento del metabolismo(3).

Recostarse sobre un solo lado (con la cabeza en un cojín o apoyado en el codo) es la peor posición que puede haber. La posición correcta que debemos tener en el sofá, nos recuerda los asientos de primera clase de los aviones: piernas y cabeza apoyados sobre una superficie y con un ángulo de 120° entre el tronco y los muslos.

7: Dormir en posición incorrecta

Nosotros pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo, lo cual nos obliga a pensar en la posición correcta a la hora de hacerlo. Si usted duerme constantemente con la cabeza sobre almohadas muy altas, su cuello y columna tenderán a encorvarse (esto sin hablar de la tortícolis que puede producir).

Se considera que la mejor posición para dormir es haciéndolo boca arriba (recostado sobre la espalda) y usando dos almohadas: una muy delgada para la cabeza y una un poco más grande para ponerla bajo las pantorrillas (los gemelos), pues elevar los pies mejora la circulación; y además, levanta un poco la pelvis.

***

Si usted se pasa los días con la columna torcida y encorvada, a los 30-40 años usted será víctima de las consecuencias de haber degradado su postura corporal: dolor crónico en la espalda y columna, cansancio constante y trastornos en el metabolismo. No espere para empezar a corregir su postura.

Fuentes literarias:

  1. Poor posture, Wikipedia Article, source
  2. Are Flip Flops Bad for Your Health?, source
  3. How Bad Sitting Posture at Work Leads to Bad Standing Posture All the Time, source

Añadir nuevo comentario: