Cinta caminadora post image

Cinta caminadora

Los consejos más importantes para elegir la cinta caminadora más apropiada para entrenar en casa. Todo sobre cómo encontrar variantes que sean óptimas en precio y calidad.

Las primeras caminadoras

El primer prototipo de cintas caminadoras aparecieron en el mercado a mediados de los años sesenta y fueron inventadas en Estados Unidos por el ingeniero William Staub, quien trabajó junto con el creador de los ejercicios aeróbicos modernos, el doctor Kenneth Cooper.

Cooper cayó en cuenta de la necesidad de crear dicha máquina, pues las personas que corren y/o trotan 4 ó 5 veces por semana durante 8 minutos al día tienen mejor estado físico(1). A su vez, Staub desarrolló la idea y proyectó una máquina para correr en casa: la PaceMaster 600.

La máquina caminadora

La máquina consta de una cinta para correr, la cual está unida a un motor o generadores de cargas. Los modelos más económicos tienen un sistema de cargas mecánicas (un sistema magnético generalmente); las variantes más costosas constan de un sistema que activa la cinta con el movimiento de un motor.

Las cintas caminadoras modernas se usan para realizar entrenamientos cardiovasculares en centros de acondicionamiento, gimnasios o en casa; de igual forma, pueden usarse con fines médicos. Además, este tipo de aparatos tienen gran difusión en centros de terapias y rehabilitación.

¿Mecánica o eléctrica?

Es importante mencionar que las cintas (caminadoras, trotadoras) mecánicas prácticamente no se fabrican en la actualidad, pues éstas son menos cómodas que los modelos con motores eléctricos, los cuales permiten que la cinta se mueva de forma homogénea.

Además, los caminadores modernos permiten realizar entrenamientos usando diferentes ángulos de inclinación; incluso existen modelos que regulan la velocidad automáticamente dependiendo de las pulsaciones, haciendo que el corazón trabaje óptimamente.

Caminadora económica para casa

No trate de gastar la menor cantidad de dinero si va a comprar una cinta caminadora, intente evitar los modelos mecánicos: a pesar de que estas máquinas son más pequeñas, éstas sólo sirven para caminar, no para correr; no se puede hacer un verdadero entrenamiento en este tipo de mecanismos.

Además, si su objetivo es comprar la máquina más económica, usted hará que sus entrenamientos sean menos cómodos. No olvide que entre más corta sea la cinta, más difícil es correr sobre ella. Compre una caminadora con cinta larga si sus posibilidades económicas lo permiten.

Sistema de amortización

Uno de los criterios más importantes para elegir una caminadora es su sistema de amortiguadores. Es importante tener en cuenta que sus entrenamientos serán más cómodos y seguros (para sus articulaciones) si el sistema de amortización de su cinta es de alta calidad.

En las cintas de nivel básico se usan juntas de goma; en las cintas de nivel medio se utilizan elastómeros que se pueden cambiar (son suaves en el centro de la cinta y duros en la parte exterior e interior). Las trotadoras de alta gama cuentan con un sistema complejo de suspensión.

¿Cómo elegir la mejor cinta caminadora?

Lo primero es definir el objetivo de sus entrenamientos en la caminadora. El tipo de caminador apropiado para usted debe responder a sus necesidades, ya sean éstas desarrollar sus capacidades atléticas y su estado físico corriendo, o caminar lentamente.

Lo siguiente que debe influir en su elección (y que también influirá en el precio) es el tamaño y peso de la persona que va a usar el caminador. Un hombre alto que pesa 100 kg necesitará de una cinta larga con un buen sistema de amortización; mientras que una chica de 45 kg necesitaría un modelo de nivel medio.

Cómo entrenar para quemar grasa

Para optimizar la quema de grasa, FitSeven recomienda alternar entrenamientos de alta duración (40-45 minutos con su frecuencia cardiaca a 140-160 pulsaciones trotando) con entrenamientos en intervalos de alta intensidad (HIIT): dos entrenamientos de cada tipo a la semana.

A su vez, los entrenamientos HIIT deben alternar 60 segundos de carga máxima (correr a toda velocidad) y 60-75 segundos de ejercicio de baja intensidad (caminar rápido). En total se deben ejecutar de 8 a 12 ciclos así; la duración de este ejercicio debe durar aproximadamente 20 minutos (no más de eso).

***

Debido a que las cintas caminadoras fueron creadas para realizar entrenamientos cardiovasculares en casa, ejercitarse en ellas es muy beneficiosos para la salud y nuestro estado físico. Para que los efectos de esta máquina sean los mejores, es necesario correr con la técnica correcta.

Leer más:

Fuentes literarias:

  1. Treadmill, Wikipedia Article, source

Fecha de la primera publicación:

  • 16 de abril de 2014

Añadir nuevo comentario: