Mercado del fitness en Francia post image

Mercado del fitness en Francia

Una mirada al mercado del fitness en Francia: las razones por las que en este país hay más gimnasios para mujeres, pequeños y con precios que oscilan entre los 20 y 40 euros.

El fitness “à la française”

La situación del fitness en Francia, mercado que entra en el grupo de los 10 más grandes del mundo, no se puede generalizar. A pesar de que en este país hay más de 3000 gimnasios y un total de 4 millones de miembros (6,7% de la población), el interés por el fitness específicamente es mínimo.

Las mujeres representan más del 75% de estos 4 millones de franceses que van al gimnasio, esta es uno de los porcentajes más grande en el mundo (generalmente esta cifra no supera el 55%). Además, el 65% de los clientes de los gimnasios son personas mayores de 35 años.

Industria del fitness mundial: ¿en qué país del mundo hay más gimnasios? Una mirada rápida a los mercados de Europa y Américas.

¿Los franceses prefieren correr?

Los estudios muestran que los franceses prefieren los paseos al aire libre, salidas en bicicleta, jugar al tenis o ir a piscinas públicas, en contraste, ellos son muy lejanos a los gimnasios y los entrenamientos de fuerza. Sin embargo, correr no es un deporte muy común en Francia.

Los gimnasios sacan provecho de su público femenino y de mediana edad, por eso tienen grandes programas de clases en grupo, yoga y zona de cardio. Los entrenamientos de fuerza con pesos libres (barras y mancuernas), así como los suplementos deportivos, son poco difundidos.

La compañía más grande: Clubs Moving

Las franquicias de Club Moving, Lady Moving, Fitness Park by Moving, Moving Express y Garden Gym están distribuidas por 150 ciudades de Francia, lo cual hace de la compañía Clubs Moving (anteriormente el grupo HEBE) la cadena de gimnasios más grande del país y quinta en Europa.

La mayoría de los gimnasios de esta compañía son de rango económico y se caracterizan por contar con pequeños espacios (en algunos casos con un área menor a 200m2). La fortaleza de estos gimnasios son el cardio y las clases en grupo (rumba, pilates). La mensualidad es de 20 a 35 euros ($27-50).

El fitness a un precio asequible

Varias compañías grandes de fitness en Francia también se expanden bajo el esquema de franquicias, dando permiso para abrir establecimientos con sus marcas y nombre a pequeños gimnasios. La cadena Amazonia cuenta con más de 137 gimnasios y Keep Cool con 97.

Como hemos mencionado anteriormente, estos gimnasios están más orientados al público femenino, para quienes han seleccionado una gama de clases grupales y máquinas para ejercitar las piernas y las caderas. De hecho, en estos gimnasios puede faltar, incluso, un posabarras para hacer sentadillas.

Los gimnasios de Paris

En Paris no hay más de 50 gimnasios (existen de 100 a 120 en todo el estado Île-de-France), gran parte de ellos no son pequeños establecimientos de acondicionamiento o espacios para clases grupales o gimnasios con cintas caminadoras y exclusivos para mujeres. Hay muy pocos gimnasios completos.

La principal compañía de gimnasios de clase alta es Club Med Gym, la cual cuenta con 22 gimnasios en Paris y sus suburbios. El área promedio de cada gimnasio es de 1000 a 2500m2, e incluso hay piscinas (albercas) en 7 de ellos (lo que es muy raro en Francia). La mensualidad es de 120 a 200 euros ($165-275).

Reebok CrossFit Louvre

Sin lugar a dudas, Reebok CrossFit Louvre es el gimnasio más inusual de Paris; éste se ubica en el primer distrito (1er arrondissement) en la Plaza de las Victorias (Place des Victoires, Rue Étienne Marcel, 54), la cual está cerca a boutiques y restaurantes.

En Francia hay 23 establecimientos de CrossFit, lo cual es muy poco (sólo en Londres hay 43). Debido al bajo interés de los franceses y los precios elevados de personal y arrendamiento, el precio de un mes de gimnasios cuesta 180 euros ($250) en el lujoso CrossFit.

Artículos deportivos en Francia

La base del mercado de artículos deportivos son la ropa y las zapatillas para correr, también lo son ingeniosos dispositivos, máquinas y análogos que las mujeres compran en ventas por televisión, ya que ellas siguen creyendo en los “efectos mágicos” de las máquinas que muestran atletas en su publicidad.

En la publicidad de complejos proteicos pueden aparecer un atleta delgado, un ciclista o un nadador famoso, es difícil reconocer que se está publicitando un producto para aumentar la masa muscular. Además, en Francia durante mucho tiempo las leyes prohibían la venta de creatina.

***

El mercado de fitness en Francia está orientado mayormente a las mujeres. Gran parte de los 3000 gimnasios que existen en el país cuentan con espacios pequeños, no tiene piscinas, e incluso pueden no tener barras o mancuernas. El precio de la mensualidad oscila entre los 20 y 40 euros ($27-55).

Añadir nuevo comentario: