Cigarrillos electrónicos ¿Sí o no? post image

Cigarrillos electrónicos ¿Sí o no?

Los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores se plantean como un sustituto seguro frente a los convencionales. ¿Cuáles son sus pros y contras? ¿Realmente ayudan a dejar de fumar?

Cigarrillos electrónicos: pros y contras

La historia de los cigarrillos electrónicos tiene alrdedor de unos 10 años; durante este tiempo, tanto la tecnología como la actitud de los médicos y organismos reguladores han cambiado significativamente. Por ejemplo, las prohibiciones de fumar a bordo de un avión o en lugares públicos, comenzaron a extenderse también hacia a los cigarrillos electrónicos, vaporizadores y otros sustitutos.

Por otro lado las grandes compañías de cigarrillos no se han quedado atrás, Philip Morris International está promocionando activamente su nuevo producto IQOS bajo el lema “calentar, no quemar”: el tabaco en este dispositivo electrónico realmente sólo se calienta y no se quema a altas temperaturas. Sin embargo, ¿Son estos dispositivos seguros y capaces de ayudar a dejar de fumar?

Algunos estudios sugieren que fumar afecta el crecimiento muscular ¿Cuáles son realmente los efectos de fumar y prácticar deporte al mismo tiempo?

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

Un cigarrillo electrónico se define como un dispositivo que tiene la forma de un cigarrillo o similar y abarca a todos los que calientan líquidos y no contienen tabaco. Consta de tres partes: una batería, un generador de vapor y un cartucho. La batería alimenta el generador de vapor que al calentar, provoca la evaporación de un líquido especial, así formando el vapor y al final una sensación similar al humo del cigarrillo. En este caso, el líquido en el cartucho puede contener (o no) nicotina en su composición.

Los vaporizadores son una versión actualizada de los cigarrillos electrónicos. La principal diferencia es que no se vaporiza el líquido aromático sino se calienta tabaco seco real, obteniendo un aerosol en vez de un humo. En el caso de los dispositivos IQOS, en teoría, se reducen algunos de los riesgos asociados con fumar, debido a que no ocurre combustión, y por lo tanto algunos compuestos negativos para la salud no se llegan a generar. ¿Qué dice la ciencia?

¿Es el cigarrillo electrónico menos adictivo?

El proceso de fumar vaporizadores puede ser igual de adictivo que un cigarillo común. En cuanto a la salud; en los cigarrillos que utilizan líquidos para vaporizar se han encontrado concentraciones de hasta 100 veces más altas de metales pesados como el plomo, cadmio y mercurio, así como una diferencia en el tamaño de las partículas del vapor que se inspira. Esto puede provocar todo tipo de cambios en el intercambio normal del aire-pulmones.

Además en algunos casos se ha detectado hasta 3 veces más la presencia de acetona que en cigarrillos tradicionales así como de otros productos carbonílicos con efectos cancerígenos ya comprobados.(4) En el caso de los vaporizadores el escenario no es el mismo, y aún quedan estudios por realizarse, siendo uno de los más destacados el realizado por un neumólogo japonés en marzo de 2018.(5)

Cigarrillos electrónicos – ¿Qué opinan los médicos?

La Organización Mundial de la Salud insiste en una prohibición total de los cigarrillos electrónicos, vaporizadores y dispositivos similares, citando el hecho de que los efectos de su uso en la salud humana no están totalmente investigados: los productos son cambiados constantemente y no hay tiempo para rastrear las consecuencias. Su respuesta es sólida: “Bajo la apariencia de un juguete, están tratando de vendernos un veneno extremadamente tóxico que causa una gran dependencia”.

Además, el uso de líquidos con una variedad de sabores que mejoran el sabor del vapor, puede compararse con mecanismos asentuados de adicción que ocurren en el cerebro al fumar cigarrillos mentolados. Esto se explica que al aumentar significativamente el placer del proceso de fumar, se complica significativamente el proceso de dejar la nicotina a largo plazo. Recordemos que la tendencia de los organismos reguladores en los últimos años es tratar de prohibir el mentol y otros sabores para los cigarrillos.

¿Qué es un IQOS?

Los dispositivos IQOS son una nueva tecnología de cigarrillos electrónicos de aspecto futurista, son vaporizadores (no queman o llegan a la combustión), en los que se inserta un cartucho especial para fumar. El proceso de fumar y las sensaciones que provoca se asemejan a las de un cigarrillo normal, por lo que en 2016 el PMI aplicó el IQOS para la aprobación del nuevo producto en la FDA como un sustituto del tabaco con riesgo modificado en 2016. (5)

Este nuevo producto de la compañía de cigarrillos Philip Morris (propietaria de las marcas Marlboro, L & M, Virginia Slims,  Chesterfield, entre otras)  busca suplantar a los cigarrillos tradicionales en un futuro. La inversión total en el proyecto IQOS superó los $ 5 mil millones(1); en otras cosas, la multinacional tabaqualera realmente ve el futuro en este nuevo producto y pronostica un aumento importante en el mercado para los cigarrillos electrónicos; se espera que un 40% de los consumidores de tabaco se pasen a este sistema para 2025.

De acuerdo a un informe, preparado para la Organización Mundial de la Salud (OMS) , si se compara el daño producido entre los cigarrillos comunes y este tipo de cigarrillos electrónicos, es probable que causen un daño significativamente menor.  Se aclara también que aún quedan estudios por realizarse y que el usuario en general continúa fumando, lo que si bien en un grado menor, igualmente tiene un impacto negativo en la salud.

Al hacer deporte o meditar se recomienda inspirar por la nariz ¿Por qué? ¿Cuál es la mejor técnica de respiración: la respiración toráxica o la respiración con el diafragma?

¿Qué ingredientes contienen los cartuchos IQOS?

Los ingredientes de los cartuchos IQOS no están actualmente publicados pero es probable que sean similares a los que se presentan en el tabaco normal. Lo que si debe saberse es que los compuestos más cancerígenos que se producen al fumar son los carbonilos, fenoles, CO, y nitrosaminas (TSNAs), según varios estudios en el aire de los IQOS no se escapa completamente de estos elementos en su composición.

La legislación de algunos países requiere la divulgación completa de los ingredientes contenidos en un cigarrillo, y en la mayoría de los casos no son 100% tabaco. Además de las hojas de tabaco, los cigarrillos de Marlboro pueden contener azúcar invertido, hidróxido de amonio, extracto de regaliz, derivados de cacao, y una serie de saborizantes “idénticos a los naturales”(2).

Cada uno de estos ingredientes agregados juega un rol diferente. Por ejemplo el hidróxido de amonio mejora la calidad del tabaco (aunque también es un potencial carcinógeno), la regaliz ayuda a “abrir” los pulmones, lo que aumenta el nivel de absorción de la nicotina. En cuanto a los sabores, las campañas de tabaco en general han sido criticadas por el hecho de que el objetivo principal de estas sustancias es aumentar la dependencia del hábito de fumar(3).

¿Fumar IOQS hace menos daño qué  fumar un cigarrillo?

La respuesta a esta pregunta por parte de las tabacaleras se fundamenta en que cuando una persona fuma un cigarrillo normal, este crea una combustión al quemarse que puede llegar a los 800 ºC cuando se inhala. En la combustión se crean compuestos tóxicos como el monóxido de carbono (CO). En IQOS el proceso de combustión no ocurre gracias a que el tabaco es calentando a una temperatura regulada de unos 300 ºC.

En contrapartida, un estudio realizado por Naoki Kunugita, un reconocido científico neumólogo japonés; declara que las concentraciones de nicotina son iguales tanto en cigarrillos comunes como en los cartuchos IQOS, así como igualmente se encontró la presencia de TSNAs, y CO. En estos casos en menor concentración, pero presentes al fin. Estos estudios fueron realizados debido a las presiones del Comité Internacional de los Juegos Olímpicos y la Organización Mundial de la Salud, hacia el gobierno de Japón para disuadir (o no) a las estrategias de marketing en su futuro evento en 2020.

Fuentes de información:

  1. Philip Morris tries to prove it can pivot past cigarettes, source
  2. Ingredients in different Marlboro varieties, source
  3. Phillip Morris and the Origins, Spread, and Denial of Nicotine Freebasing, source
  4. A systematic review of health effects of electronic cigarettes. source
  5. Concentrations of hazardous chemicals in mainstream aerosol generated by heat not burn tobacco source
  6. NCI Dictionary of Cancer Terms. Source
Loading...

Añadir nuevo comentario: