Las dietas más absurdas post image

Las dietas más absurdas

En qué consiste la dieta de la piña, y cuáles son las dietas que se deben evitar para lograr perder peso. Los efectos de no comer después de las seis y de las dietas Montignac, Adamo para adelgazar

¿Cuáles dietas se deben evitar?

Existen una cantidad numerosa de dietas que han llegado a ser popularmente conocidas sin ningún tipo de sentido: por ejemplo “la dieta cuadrada”, la cual permite comer sólo comida de forma cuadrada, o “la dieta solar”, la que recomienda comer sólo cuando sale el sol. ¿En qué se basan y por qué han sido tan famosas?¿Puede ser peligroso en términos nutricionales?

El convencerse de la efectividad de este tipo de dietas con el objetivo de adelgazar puede tener efectos desastrosos en la salud,  sin que esto importe, algunas páginas de internet las siguen recomendando, como es el caso de la dieta de Montignac, la dieta por grupo sanguíneo, o la teoría de la dieta disociada. En este artículo se van a describir y justificar el por qué no de cada una.

Dieta de Dukan – Una revisión crítica con resultados, contraindicaciones y experiencias (fotos con antes y después)

Dieta Adamo: alimentación por grupo sanguíneo

La idea de que las personas con diferentes grupos sanguíneos pueden asimilar la comida de forma diferente fue publicada en el año 1997 por el autor norteamericano Peter D’Adamo en su libro Eat Right 4 Your Type. Es importante mencionar que no existen pruebas científicas de esta teoría.

En realidad, para crear una dieta conforme a su genética, sería necesario hacer el análisis de por lo menos 60 genes concretos. Dividir a las personas por grupos de sangre es sólo una ridiculez, el tipo de grupo sanguíneo implica la diferencia en sólo un receptor de una sóla proteína de todos los que tenemos en el cuerpo, por lo que estas recomendaciones carecen de todo fundamento científico(1).

Dieta Shelton: la alimentación disociada

La teoría de la alimentación disociada (food combined antrophology) fue elaborada en la década de los 20 por Willian Howard Hay, y fue Herbert M. Shelton quien la popularizó con sus libros desde 1996. Este tipo de dietas se basa en que no se deben mezclar en la misma comida diferentes tipos de alimentos, por ejemplo proteínas y carbohidratos.

La única investigación con fundamento científico que analizó esta dieta, demostró que las bases que fundamentan los beneficios de la alimentación disociada son erróneas(2). Además, un grupo de médicos y nutricionistas profesionales han mencionado en repetidas ocasiones que esta dieta es totalmente inútil en los procesos de pérdida de peso.

Dieta de Montignac: el índice glicémico

Michel Montignac publicó en el año 1987 un libro dedicado por completo al estudio de esta dieta “Je mange donc je maigriss”. Esta dieta se fundamenta en la teoría del índice glicémico de la comida (IG) y en la división de los carbohidratos en “buenos” y “malos”. Para la época estos conceptos fueron innovadores y algunos nutricionistas actuales suelen incluir algunos conceptos sobre carbohidratos en las reglas para una alimentación sana, pero con otra interpretación.

Los especialistas han mencionado que el autor tiene varios errores, como por ejemplo el igualar el problema del sobrepeso con el de la hipersensibilidad a la insulina. Si bien si es algo muy bueno el manejar el concepto de índice glicémico para adelgazar y alimentarse saludablemente, este no puede resumirse a comer todos los carbohidratos de índice glucémico bajo que encuentre. En otras palabras, se debe tener en cuenta no sólo el tipo de carbohidrato, sino su cantidad y balancearlos con otros macronutrientes como las proteínas y las grasas saludables.

Dieta de la piña: ¿Qué comer para adelgazar?

En esta categoría se pueden incluir a todas las dietas que prometen adelgazar consumiendo sólo productos de “cantidad calórica negativa”. Es común que la piña, el rábano, la toronja (el pomelo), el limón, la manzana, el brócoli y la lechuga aparezcan en la lista de este tipo de productos alimenticios.

El fundamento de esta dieta es que consumir algunos vegetales y frutas aportan tan pocas calorías que el cuerpo gasta más energía en procesarlo que las que brindan. Los resultados actuales no son concluyentes en cuanto a que esto de verdad sea cierto, además este tipo de dieta es imposible de sostener en el tiempo y es posible, más bien absolutamente probable de que ocurra un déficit de vitaminas y minerales en el cuerpo así como un descontrol hormonal con todo tipo de problemas a la salud física y mental.

¿Cómo eliminar la barriga? Descripción de una dieta simple para hombres , los alimentos que consumir para tener un abdomen plano y regular los niveles de testosterona.

La dieta de “no comer después de las seis”

La teoría de que se puede comer lo que sea hasta la hora del almuerzo (comida), ya que estas calorías alcanzan a ser quemadas, y que después de las seis se debe pasar hambre para no subir de peso en la noche es otro de los mitos que fue ampliamente aceptado en la sociedad y un dolor de cabeza para los nutricionistas. Si bien, la cena debe ser la comida más liviana, si quieres conservar tu metabolismo y tus músculos hay que cenar; liviano pero cenar al fin.

Lo que sí es claro, es que comer un pastel por la mañana no es lo mismo que ingerirlo en la tarde o en la noche. En el primer caso, y si todavía se añade una sesión de ejercicio, por lo menos se dan las chances al cuerpo de usar toda esa energía. Antes de dormir, tu cuerpo no va a prácticamente gastar energías, por lo que sólo va a provocar un sueño más pesado sino que el exceso de estas calorías se va almacenar directamente en forma de grasa. Además, el hacer horas de ayuno tan prolongadas y de forma sostenida puede empeorar el proceso de digestión, asi como provocar  gastritis e incluso úlceras.

¿Por qué se dice que estas dietas funcionan?

Se pueden encontrar en cantidades de páginas comentarios a favor de personas que pudieron bajar de peso y adelgazar con la ayuda de la dieta de la piña, lo que no se explica, ni se muestra son los resultados a largo plazo. La verdad es que estas personas en la mayoría de los casos tienen un efecto rebote, ya que es imposible sostener este tipo de dietas en el tiempo.

En otros casos, como la dieta de la alimentación disociada, la dieta Dukan, por más absurdas que parezcan si nos basamos en las investigaciones,  logran que las personas se vuelvan más responsables y conscientes de lo que comen y  como resultado adelgazan debido a  una disminución de la cantidad de calorías que consumen, no porque la dieta sea mágica.

***

Las populares dietas de Montignac y la teoría de la alimentación disociada no tienen un fundamento científico que las avale, pueden llegar a tener resultados debido a que las personas se hacen más conscientes de las porciones. Por otro lado las dietas que reducen considerablemente el consumo de calorías como la dieta de la piña o “comer después de las seis” para adelgazar suelen tener efectos negativos en la salud así como trastornos psicológicos y alimenticios.

Fuentes literarias:

  1. Blood type diet, source
  2. Similar weight loss with low-energy food combining or balanced diets, source
  3. Montignac diet: Scientific studies, source
  4. Negative calorie food, source
Loading...

Añadir nuevo comentario: