¿Cómo tomar probióticos? post image

¿Cómo tomar probióticos?

Los probióticos son microorganismos que fortalecen la salud y la digestión ¿Cómo tomar probióticos y prebióticos correctamente? ¿Qué resultados esperar?

¿Probióticos o prebióticos? Diferencias

En general se tiende a confundir estos términos. La diferencia radica en que los probióticos son microorganismos que pueden ser agregados a distintos productos en estado “vivo” (es decir con la capacidad de reproducirse). Si se consumen de forma adecuadas generan una mejora en la flora gastroinstestinal logrando un impacto positivo para la salud. (1)

Por otro lado, los prebióticos no son los microorganismos en sí, sino ingredientes que van a ser utilizados por los microorganismos ya existentes como alimento, y estimulan su crecimiento de forma selectiva, remodelando la flora gastrointestinal de forma conveniente para el mejor funcionamiento del intestino. En simples palabras, son la “comida” de los microorganismos “buenos” que ya tenemos.

 Las siete reglas de alimentación más importantes que se deben seguir para mejorar el funcionamiento del metabolismo, la digestión y sensación de saciedad.

Contenido de probióticos en alimentos

En pequeñas cantidades, los microorganismos probióticos están gran variedad de alimentos: desde productos de panadería, frutas y verduras, hasta en algunas carnes y cereales. Sin embargo, la mayoría de los probióticos naturales que se consumen se encuentran en productos lácteos fermentados como por ejemplo el yogurt, y todo tipo de quesos.

Cada alimento juega un papel distinto en el proceso de digestión según el tipo de probiótico que se trate. Los probióticos más comunes son las levaduras (Saccharomyces cerevisiae) y las bacterias de diferentes géneros (Lactobacillus, Streptococcus, Enterococcus, Pediococcus, Bacillus Escherichia). En su gran mayoría, los productos con probióticos añadidos artificialmente contienen Befidobacterium Lactobacillus – los cuales se agregan para obtener el yogurt en su estado “vivo”.

Lista de alimentos ricos en probióticos:

  • Kéfir y yogurt
  • Quesos
  • Chukrut
  • Pepinillos
  • Bebidas a base de soja
  • Sopa japonesa de miso
  • Plato coreano Kim-chi
  • Kombucha

¿Cómo tomar probióticos correctamente?

La dosis diaria de probióticos que necesita una persona varía significativamente, tanto según el tipo de cepa como de las necesidades y el estado de cada uno (por ejemplo puede ser más alto luego de tener algún problema gastrointestinal). Además, es importante tener en cuenta que el efecto de tomar probióticos se manifiesta exclusivamente con el uso regular de ellos y desaparece rápidamente después del cese de su consumo.

Los probióticos comerciales en forma de comprimidos contienen aproximadamente 1-10 billones de UFC (unidades formadoras de colonias) por dosis – se cree que este número de microorganismos es óptimo, pero tanto dosis más altas o más bajas pueden ser efectivas. Los probióticos generalmente se toman con el estómago vacío y antes de las comidas y se cree que la absorción en el intestino es mayor si estos se consumen directamente a través de suplementos.

¿Qué es el colágeno y por qué es importante para mantener la piel joven y los músculos fuertes? Cuándo tomar suplementos con colágeno y cómo elegir el más efectivo

¿Qué efectos tienen los probióticos en el intestino?

A pesar de que la influencia del uso de probióticos se continúa estudiando activamente, actuales estudios confirman que son realmente útiles para tratar y prevenir como enfermedades asociadas sobre todo al intestino y al sistema respiratorio. Incluso científicos como Elie Metchnikoff (ruso ganador de un premio Nobel) afirman que el consumo de ellos es capaz de promover la longevidad. (1)

A continuación, se muestra una lista de efectos comprobados debido el consumo de probióticos:

  • Prevención y tratamiento de diarreas infecciosas tanto asociadas a virus, como al uso de antibióticos
  • Mejora del sistema inmune (producen sustancias contra otros organismos no deseados)
  • Prevención de manifestaciones alérgicas
  • Prevención y tratamiento de cólicos en niños durante la lactancia
  • Mejora de síntomas de dolor en síndrome de colon irritable
  • Reducción de síntomas en infecciones respiratorias altas (menos días de fiebre)
  • Mejora de la absorción del calcio
  • Disminución de riesgo de cáncer de colon

¿Qué tan rápido aparece el efecto de los probióticos?

En general el efecto positivo de los probióticos no aparece hasta antes del primer mes. Por eso es extremadamente importante no dejar de tomar el medicamento en unas pocas semanas, y continuar el tratamiento en un transcurso completo de 30 días. El efecto en sí mismo variará según el tipo de bacteria que se utilice y su cantidad total.

La excepción es el efecto positivo de los probióticos en el intestino en caso de recuperación de la flora intestinal luego de episodios de diarrea con antibióticos, la mejora en el tracto intestinal puede aparecer ya en la primera o segunda semana después del inicio del tratamiento con probióticos. Los dolores en los intestinos disminuirán, la absorción de alimentos mejorará.

¿Los probióticos son seguros?

La evidencia científica sugiere que la administración de probióticos en individuos sanos se ha demostrado como completamente segura. Por otro lado, el uso de aditivos de baja calidad, caducados o almacenados en condiciones inapropiadas (recuerde que los probióticos incluyen microorganismos vivos que pueden morir) puede tener graves consecuencias para la salud. Los probióticos orgánicos son aquellos en lo que no se han utilizado ningún tipo de fertilizantes o productos químicos en su elaboración.

Antes de comprar un probiótico estudie cuidadosamente el envase. Es fundamental que contenga: fecha de fabricación,vida útil, información sobre el número de microorganismos en cada dosis, así como una indicación clara del tipo de bacteria. Al evaluar la seguridad de los probióticos, también preste atención a los “ingredientes adicionales” o excipientes utilizados para la encapsulación del producto final.

Prebióticos en alimentos

A su vez, los prebióticos son componentes de los alimentos que no se digieren en el tracto gastrointestinal superior, sino son fermentados por la microflora del intestino grueso. Como se menciona anteriormente estimulan el crecimiento y sustento de los probióticos. Los prebióticos están contenidos en casi todos los alimentos naturales (principalmente en plantas) no sometidos a un procesamiento agresivo.

La principal propiedad de los prebióticos es la estimulación selectiva de microorganismos buenos para el organismo, que incluye principalmente bifidobacterias y lactobacilos. Las principales fuentes de prebióticos son polisacáridos, péptidos, aminoácidos y ácidos orgánicos así como diversos extractos vegetales y microbianos.

Lista de alimentos ricos en prebióticos:

  • Espárragos
  • Cebollas y ajo
  • Miel natural
  • Raíz de achicoria
  • Plátanos verdes
  • Cereales germinados
  • Semillas
  • Bayas

***

El consumo de probióticos y prebióticos tiene efectos positivos para la salud sobre todo en términos de prevención y tratamiento de enfermedades asociadas al intestino y al sistema respiratorio. Es un producto de consumo seguro y se sugiere tomarlo de forma sostenida y regular en el tiempo. Al elegir un probiótico es importante prestar atención tanto al número de microorganismos en cada dosis como al tipo de bacterias utilizadas y almacenarlos en condiciones adecuadas.

Fuentes de información:

    1. WGO Practice Guideline: Probiotics and prebiotics. Fuente
    2. PREBIOTICS: Concept, properties and beneficial effects. Fuente
    3. B. Probióticos: luces y sombras. Curso de Actualización Pediatría 2018. Fuente 
Loading...

Añadir nuevo comentario: