El alcohol y el metabolismo post image

El alcohol y el metabolismo

¿Cómo afecta la cerveza y otras bebidas alcohólicas al crecimiento muscular y a la quema de grasa? Todo sobre los efectos del alcohol en el cerebro y en los procesos metabólicos del cuerpo

¿Cómo afecta el alcohol al metabolismo?

Además de los tres macronutrientes principales (proteínas, grasas y carbohidratos), también hay un cuarta manera de brindarle energía al cuerpo: el alcohol. Todos contienen calorías y pueden ser utilizadas por el cuerpo. Sin embargo, la principal diferencia entre el alcohol y los macronutrientes es que es extremadamente difícil para el cuerpo almacenar las calorías del vino, el vodka o la cerveza; de hecho, el cuerpo prefiere gastar estas calorías inmediatamente ingresan.

Este hecho explica el efecto principal del alcohol en el metabolismo, en su presencia el cuerpo está diseñado para limpiar el alcohol y las calorías provenienes de este de la sangre. En otras palabras, el cuerpoe deja de procesar proteínas, grasas y carbohidratos, concentrándose exclusivamente en la energía del alcohol. Al mismo tiempo, beber alcohol aumenta el apetito y las ganas de comer alimentos grasos, lo que también seguramente tenga un impacto en la dieta.

 ¿Las grasas trans son cancerígenas? Cómo evitar las grasas trans y qué alimentos contienen más cantidad de ellas.

Los efectos del alcohol en el cerebro

A pesar del hecho de que el alcohol ralentiza los procesos de pensamiento y ralentiza las funciones motoras, su uso conduce a un aumento en la síntesis de dopamina, una de las hormonas del placer. El lado negativo de la liberación de dopamina es que literalmente se forma una dependencia: el cerebro quiere obtener una vez más un fuerte estallido de esta hormona.

Después de que el etanol ingresa al cerebro, la persona comienza a sentirse relajada y agradablemente ligera. Desafortunadamente, esto es exactamente lo contrario a lo que ocurre en los procesos físicos en este momento: el nivel de estrés traducido como el nivel de la hormona cortisol aumenta bruscamente y el cuerpo cambia el modo a un control activo del alcohol (de hecho, es una sustancia tóxica), intentando eliminar la cantidad total en el organismo.

¿Cuántas calorías contiene el alcohol?

Un gramo de alcohol puro contiene 7 kilocalorías (recuerde que en un gramo de proteínas o carbohidratos contiene 4 kcal, y en un gramo de grasas 9 kcal), además en la mayoría de las bebidas alcohólicas también se encuentran calorías adicionales provenientes del azúcar. Por ejemplo el champán dulce, casi todos los tragos y licores, contienen hasta 10-20 g de azúcar por 100 mL, en el caso de la cerveza contiene alrededor de 3-5 gramos.

Sin embargo, el contenido calórico total del alcohol es significativamente diferente del “calculado”, con el fin de procesar estas calorías, el cuerpo requiere mucho esfuerzo, por lo que es extremadamente difícil saber exactamente cuánta energía obtiene el cuerpo de un vaso de vodka o un vaso de cerveza. Por eso, el contenido calórico del alcohol en sí no suele incluirse en la tabla de ingredientes.

¿Qué efectos tiene emborracharse?

Los estudios científicos sugieren que beber incluso pequeñas dosis de alcohol provoca cambios a largo plazo en el metabolismo, por ejemplo, después de un vaso de vodka quemando grasa Los procesos metabólicos en el cuerpo se pueden bloquear durante 6-9 horas (1). Durante este tiempo el cuerpo no puede quemar grasas, pero con alegría está listo para aumentar sus reservas.

De hecho, el alcohol causa un golpe triple al metabolismo: el cuerpo obtiene calorías adicionales de la bebida alcohólica, el apetito aumenta (además, cuando está bajo el efecto del alcohol, la sensación la “criticidad” en la elección de alimentos cambia), y por último se bloquean los procesos de quema de grasa. El consumo de alcohol habitual normalmente conduce a un aumento de las reservas de grasa interna y al desarrollo de la obesidad.

El efecto del alcohol sobre el crecimiento muscular

Como en el caso del bloqueo de los procesos de pérdida de grasa, el alcohol tiene un efecto muy negativo en los procesos de síntesis de aminoácidos en el cuerpo. El cuerpo, como una cuestión de prioridad, comienza a invertir recursos en gastar la energía del alcohol, dejando atrás que los músculos necesitan proteínas para su crecimiento y recuperación. También es importante que los músculos en sentido literal comienzan a desintegrarse para llenar la falta resultante de aminoácidos.

Como si fuera poco, la acción del alcohol inhibe la producción de testosterona y la hormona del crecimiento, además el contexto del aumento de cortisol, tiene un efecto muy negativo en el crecimiento muscular, en la pérdida de grasa e incluso potencia en los hombres (2). Además, el alcohol provoca deshidratación de los tejidos, lo que indirectamente afecta a los músculos, ya que son alrededor del 75% de agua.

Daño del alcohol después del ejercicio

Dentro de las cuatro horas posteriores al entrenamiento de fuerza, se abre la llamada “ventana metabólica”, cuando una parte sustancial de los nutrientes consumidos van a ser usados para la recuperación y el crecimiento muscular. El ingerir incluso pequeñas dosis de alcohol (por ejemplo, unas copas de vino o cerveza) en el período de 12 horas se afecta significativamente el proceso de envío de energía a los músculos, lo que claramente afecta el rendimiento en los ejercicios.

Es importante tener en cuenta que cualquier ejercicio físico posterior o anterior al uso del alcohol, no solo es completamente trabajoso para el cuerpo, sino que incluso puede ser perjudicial. En una situación en la que el metabolismo normal se ve perturbado por los efectos tóxicos del alcohol, el cuerpo fácilmente puede entrar en el estado catabólico de la degradación muscular por medio del uso de los aminoácidos.

¿Es capaz el café de ayudar en la quema de grasas o de hacer que los entrenamientos sean más efectivos? Tabla de contenido de cafeína en el té verde, el café soluble y molido.

Beber alcohol en una dieta para adelgazar

El efecto del alcohol en las reservas de grasa es extremadamente similar al efecto de los carbohidratos rápidos en el organismo. En presencia de etanol en la sangre, el cuerpo intenta tan pronto como sea posible llevar el exceso de energía a la forma de grasa, y lógicamente se bloqueacualquier proceso de quema de lípidos (3). En otras palabras, mientras se bebe alcohol el cuerpo siempre tiende a engordar.

Teniendo en cuenta el hecho de que el alcohol se consume generalmente durante fiestas donde se pierden los mecanismos de control (debido a un aumento del apetito), y sumado a que en general se tiene una disponibilidad ilimitada de comida el resultado es ingerir fácilmente varios miles de calorías en unas horas. Esto ocurre especialmente si antes de ese tiempo estaba en una dieta estricta y trató de limitarse tanto como sea posible en productos dañinos para la salud.

***

El efecto del alcohol sobre el metabolismo va desde el bloqueo hacia la pérdida de grasa hasta una ingesta de calorías vacías y un aumento del apetito.Debido a la producción de dopamina, la hormona del placer se forma una fuerte dependencia del alcohol que puede llevar a graves trastornos en la alimentación. Para la eliminación completa de las consecuencias negativas, causada por la intoxicación del etanol, el cuerpo necesita al menos 12 horas y debido al posible desgaste muscular el ejercicio previo y posterior a su consumo no es recomendable.

Fuentes bibliográficas

1. Effects of ethanol on lipid metabolism, fuente
2. The pulsatile secretion of gonadotropins and growth hormone, and the biological activity of luteinizing hormone in men acutely intoxicated with ethanol, fuente
3. De novo lipogenesis, lipid kinetics, and whole-body lipid balances in humans after acute alcohol consumption, fuente

Loading...

Añadir nuevo comentario: