Iodo: Función y alimentación post image

Iodo: Función y alimentación

La falta de yodo en la dieta conduce al aumento de peso y la interrupción de los procesos metabólicos. ¿Qué ocurre en el cuerpo cuando falta iodo y en qué alimentos se encuentra?

Función del iodo en el cuerpo

El yodo es uno de los elementos traza más importantes que aseguran el buen funcionamiento del metabolismo. No sólo participa directamente en los procesos oxidativos de las células y estimula la actividad cerebral, sino que también ayuda a mejorar la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Entre otras cosas, el cuerpo humano utiliza el yodo para sintetizar las hormonas tiroideas.

La deficiencia crónica de yodo conduce trastornos metabólicos complejos, que van desde una caída del sistema inmune y un aumento de la fatiga, hasta en un almacenamiento más rápido de grasa sobre todo en los glúteos y el abdomen , así como una disminución en los niveles de testosterona en los hombres. Desafortunadamente, la mayoría de las personas que viven en las grandes ciudades no cubren la necesidad diaria de iodo con la alimentación.

 Todo sobre el funcionamiento del metabolismo y cómo acelerarlo para adelgazar. Estrategia de entrenamiento y uso de suplementos para acelerar el metabolismo.

¿Cuál es la ingesta diaria recomendada de iodo?

La necesidad diaria de un adulto de iodo es de aproximadamente 0.15 mg (o  150 µg), y para las mujeres embarazadas y madres lactantes, esta tasa aumenta en casi dos veces a 0.2-0.3 mg (200-300 µg) (2). La dosis máxima de yodo para evitar una intoxicación en una sola ingesta es de 1 g (1000 mcg). El consumir una dosis de más de 3 g (3000 mcg) puede ser mortalmente peligroso.

El consumo de yodo en una cantidad diaria inferior a 0,05 mg (50 μg) conduce rápidamente a su deficiencia. Sin embargo, el uso constante de dosis de yodo en exceso de 500 mcg por día también afecta de manera adversa a la salud, disminuyendo la actividad metabólica, es por eso que es importante asegurarse de que realmente exista una falta de iodo antes de tomar suplementos dietéticos y multivitamínicos.

¿Qué es la deficiencia de iodo?

Como en FitSeven ya se mencionó anteriormente, el cuerpo humano usa iodo para una variedad de procesos de síntesis de hormonas tiroideas, principalmente T3 y T4, que son responsables tanto del metabolismo en general como de la quema de grasas en particular. Si no recibe la ingesta diaria de iodo en los alimentos, el nivel de estas hormonas en la sangre disminuye considerablemente.

El abastecimiento de iodo en una cantidad, incluso un 20-30% inferior al requerimiento diario recomendado, conduce al desarrollo de dolores de cabeza, fatiga crónica e irritabilidad. La evidencia científica sugiere que la deficiencia moderada de yodo genera un debilitamiento de la memoria, una disminución en la concentración y una disminución en el índice de CI de las capacidades intelectuales en unos 10-15 puntos (2).

El yodo y la obesidad: ¿se conectan?

Más que nada, el hecho de no obtener las dosis adecuadas de yodo afecta la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa como principal fuente de energía, al tiempo que disminuye el gasto de las reservas de grasa corporal. En este contexto, los niveles bajos de hormonas T3 y T4 hacen que el metabolismo de una persona sea lenta, contribuyendo así al proceso de deposición de grasa no deseada.

Entre otras cosas, la deficiencia de yodo en la nutrición afecta negativamente la secreción de la hormona de crecimiento IGF-1. Esta hormona es responsable tanto de la estatura del cuerpo en la adolescencia, como del desarrollo de músculos y la quema de grasa en adultos. Es por eso que los adolescentes, los atletas y las personas que están perdiendo peso deben tener especial cuidado en controlar los requerimientos de iodo en su dieta diaria.

¿Cómo afecta la cerveza y otras bebidas alcohólicas al crecimiento muscular y a la quema de grasa? Todo sobre los efectos del alcohol en los procesos metabólicos del cuerpo y el cerebro.

Contenido de yodo en los alimentos

En las zonas costeras, una cierta cantidad de iodo se encuentra en la atmósfera, incluido en el aire y en el agua. La mayor concentración de minerales está en la sal marina, algas,y por lo tanto en varios peces y animales que se alimentan de estas algas. Sin embargo, en regiones alejadas del mar o el océano, el contenido de iodo en el aire y el agua es mínimo. Además está presente en algunos cereales y vegetales, pero su contenido va a variar según el tipo de suelo donde se haya cultivado.

En algunas zonas como en Latinoamérica, el contenido de iodo en el suelo es muy bajo, razón por la cuál el agregárselo a la sal, fue la solución que adoptaron varios gobiernos para contrarrestar esta falta. Si prácticamente no come mariscos, no agrega sal a las comidas y no toma iodo como suplemento, se puede decir con certeza que tiene una escasez de él. Por otro lado, observamos que prácticamente no hay yodo en las frutas y carnes en general.

Alimentos ricos en iodo (3):

Ostras – 120-160 mcg por 100 g.
Salmón del Atlántico – 50-70 mcg por 100 g
Sal yodada – 50-80 mcg por 1 g.
Leche – 20-30 microgramos por taza.
Huevos – 10-20 mcg por huevo.

Sal iodada: una solución económica

Se estima que cerca de dos mil millones de personas en el planeta sufren de deficiencia crónica de iodo en la nutrición diaria (principalmente habitantes de algunos países de Europa del Este,  Rusia, así como Francia, Italia, Alemania), mientras que otros mil millones corren el riesgo de un exceso de oligoelementos en la dieta – por ejemplo, residentes de Brasil y Estados Unidos (1).

En países con suelos donde exista deficiencia de iodo, la sal de mesa a nivel legislativo está enriquecida con él: cuando esta sal se agrega a los alimentos, la necesidad del cuerpo de un elemento traza importante se cubre automáticamente. Un contenido típico de iodo en dicha sal es de 10 a 40 μg / g; en otras palabras, se necesitan alrededor de 5 a 10 g de sal iodada para cubrir la ingesta diaria de yodo.

¿Cómo saber si hay una falta de iodo?

Desafortunadamente, es imposible reconocer con confianza la falta de iodo, basada sólo en los síntomas secundarios (por ejemplo, dolores de cabeza persistentes o aumento de peso) ya que son síntomas muy generales. Dado que automedicarse con suplementos de yodo puede ser peligroso, debe acudir a un centro medico para realizarse un análisis de sangre de laboratorio o realizar una prueba simple en el hogar.

Una de las pruebas caseras más ilustrativas para detectar la presencia de una necesidad aguda de iodo es aplicar una solución al 5% de iodo sobre la piel en forma de una rejilla especial de líneas finas con una frecuencia de aproximadamente 1 cm. Si las líneas aplicadas a la piel desaparecen en menos de 6-8 Horas, el cuerpo carece de iodo, y si las líneas permanecen más tiempo, entonces los niveles son normales.

***

La deficiencia de iodo en la dieta es una de las causas más importantes de la desaceleración del metabolismo, el aumento de peso y el deterioro de las funciones cognitivas. Desafortunadamente, los habitantes de algunas regiones de latinoamérica se encuentran entre los grupos de alto riesgo, ya que la proporción de iodo que reciben con la alimentación en general no alcanza cubrir la ingesta diaria recomendada.

Fuentes de información:

  1. Degree of public health significance of iodine nutrition, source
  2. Iodine at Examine.com, source
  3. Iodine Facts, source
Loading...

Añadir nuevo comentario: